12. Mente y conciencia

El predominio de -la mente-, sólo es una etapa más de la evolución de la conciencia, ahora tenemos que pasar a la etapa siguiente:
Aprender a no identificarte con tu mente..!

mia araujo 1♦ El pensamiento sólo es un aspecto menor de la conciencia.
♦ El pensamiento no puede existir sin conciencia,
pero la conciencia no necesita del pensamiento.

« Iluminación »
Significa elevarse por encima del pensamiento, no volver a caer
a un nivel por debajo de las formas.

En el estado de iluminación,
sigues usando -la mente- cuando la necesitas,
pero de un modo mucho más enfocado y eficaz que antes.

La empleas principalmente
con fines prácticos, pero eres libre del diálogo
interno involuntario, y vives en la quietud interior.

Cuando empleas -la mente-, y en particular cuando
necesitas dar una solución creativa a algo, vas oscilando cada pocos
minutos entre -la mente y la quietud-, entre -la mente y la no-mente-.

La no-mente es -conciencia sin pensamiento-
Sólo la no-mente permite pensar creativamente, crear
pensamientos verdaderos, porque da al pensamiento un poder real.

El pensamiento por sí solo, desconectado del vasto
campo de la conciencia, se convierte rápidamente en algo estéril ,
insano y destructivo.

mia araujo 2« -La mente- es esencialmente una máquina de supervivencia »

Atacar y defenderse de otras mentes, recoger, almacenar y analizar información; esos son sus puntos fuertes, pero no ha sido nada creativa.

Todos los verdaderos artistas, lo sepan o no, crean desde un lugar
de -no-mente-, desde la quietud interna.

Entonces -la mente- da forma al impulso creativo o intuición (inspiración).
Incluso los grandes científicos han explicado que sus descubrimientos
creativos, les vinieron en momentos de quietud mental.

Una encuesta realizada entre los matemáticos más eminentes de Norteamérica, incluido Einstein, para descubrir sus métodos de trabajo, arrojó un resultado sorprendente:

El pensamiento sólo tiene un papel
subordinado, en la breve y decisiva fase del acto creativo mismo,
existe y está operando una inteligencia mucho mayor que:
-la mente-

Cuando -la mente- conecta con esa
inteligencia se convierte en la herramienta más maravillosa,
entonces está al servicio de algo mayor que sí misma.

-La mente- tal como yo uso la palabra, no es únicamente el pensamiento, incluye también las emociones y las pautas de reacción inconscientes,
tanto mentales como emocionales.

mia araujo 3-La emoción-
surge de un pensamiento en el punto donde
-cuerpo y mente-
se encuentran,

es la reacción del -cuerpo a la mente- o, dicho de otra forma,
el reflejo de -la mente en el cuerpo-.

Este punto se llama:
Mente-Cuerpo

Básicamente, todas las emociones son modificaciones de una emoción
primordial, que tiene su origen en la:
Pérdida de conciencia de tu identidad real.

Por su naturaleza, resulta difícil encontrar un nombre que describa con precisión esta emoción.

Se parece bastante al miedo..
Quizá la mejor opción sea, emplear un término llamado -dolor-

Este punto se llama:
Cuerpo-Dolor

Una de las principales tareas de -la mente, es luchar contra el dolor
emocional- e intentar doblegarlo, siendo ésta una de las razones de su actividad incesante.

-La mente- nunca puede encontrar una solución y tampoco puede permitir que tú la encuentres.

No te liberarás del dolor, hasta que dejes de derivar tu sentido de identidad, de la identificación con la mente, -es decir con el ego-.

-Emoción-, significa literalmente «perturbación», las emociones sin embargo, siendo parte de la mente dualista, están sujetas a la:
«Ley de opuestos».

Esto significa que no puede haber «bien sin mal»

De modo que en el estado no iluminado de identificación con la mente,
lo que a veces se llama equivocadamente -alegría-, suele ser el lado placentero y generalmente fugaz, de un ciclo que alterna entre:

« Placer y Dolor »

El placer siempre se deriva de algo externo a ti,
mientras que la alegría surge de dentro.

Las mismas cosas que hoy te dan placer, mañana te producirán dolor; o el placer se irá y su ausencia también te producirá dolor, ejem., una o dos rebanadas de pastel te producirán placer, pero todo el pastel te producirá hartazgo y dolor.

Y lo que denominamos amor, puede ser placentero y excitante durante algún tiempo, pero es un apego adictivo, un estado de extrema necesidad que puede convertirse en su opuesto, en un abrir y cerrar de ojos transcurrida la fase inicial de euforia.

Muchas relaciones amorosas oscilan entre:
-el amor y el odio, la atracción y la agresión-

El verdadero amor, no te hace sufrir.  ¿Cómo podría?
El verdadero amor no se convierte repentinamente en -odio-,
y la verdadera alegría, tampoco se convierte en -dolor-.

Mientras -Yo- sea la mente-, soy esos anhelos, esas necesidades, deseos, apegos y aversiones; y aparte de ellos no existe un -yo-, excepto como mera posibilidad, como potencial no realizado, una semilla que aún no ha brotado.

En ese estado, incluso mi deseo de
-liberarme o de iluminarme-

no deja de ser otro deseo de realización en el futuro.

Por tanto, no trates de liberarte del deseo,
o de alcanzar la iluminación.

Mantente presente.
Sé un observador de la mente..!


En lugar de citar al Buda, sé el Buda
.
Sé el que ha despertado, que es lo que significa la palabra buda.

El Poder del ahora
Eckhart Tolle

Recuperar la consciencia de Ser,

es lo que es la -Iluminación-

 

Artista-Mia Araujo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *