13. Yo y mi libre albedrío

Aclaremos lo que significa el
-Libre albedrío-

Libre albedrío no significa, hacer o no hacer..
¿voy al cine ? o no voy..

Libre albedrío significa:
« Como enfrento lo que ocurre »

Y sólo hay dos posturas:
« lo acepto o no lo acepto »

Puede que se haya acostumbrado a observar su cuerpo, no parece difícil porque imagina que la observación del cuerpo, la hace con la mente.

¿Y..  qué utiliza para observar su mente?
Trate de ver sus pensamientos como un componente de su:
« Mente-Cuerpo »

Su mente genera cada día millares de pensamientos:
Llegan y se marchan, uno entra, otro ocupa su lugar, uno sale, llega otro, esto continúa durante todo el día. -No estoy pidiéndole que detenga sus pensamientos-; sino sólo, que tiene -El  libre albedrío- y la capacidad para ser el:
– Observador de sus pensamientos, y observar que pasa dentro de usted-.

El sencillo ejercicio de observar su mente conformando sus pensamientos, llegará a hacer que los pensamientos no deseados, innecesarios, erróneos se disuelvan. -Los pensamientos generados por el ego-, desempeñan un enorme papel en la creación del mundo que el ego desea crear, y que lo hará infeliz.

Hay pensamientos que aparecen con frecuencia, ejemplo:
-¿Cómo se atreven a decir que no pago lo que me corresponde.?
-¿No se dan cuenta que sólo tengo un salario, y que sin embargo
le envío más dinero a la burocracia gubernamental que el 99% de la gente.?
-¿Cómo acusarme de no ser un buen ciudadano.?

Luego, al cabo de unos momentos, otro pensamiento
hace su aparición y lo rebate:

-Hay una mala economía mundial, y yo he sido bendecido con un buen trabajo, y estoy en una buena posición económica. Mucha gente se beneficiará, si yo pago mis impuestos. Así que..
¿Por qué tanto problema.?

A este pensamiento le sigue otro:
-Espera un momento.. ellos no tienen ningún derecho
a hacerme pagar tantos impuestos, si no los utilizan adecuadamente.
¿Por qué a mi, si me hacen pagar mis impuestos y a otros no.?

vladimir moldavsky 2De aquí para allá vuelan
los pensamientos mientras usted sufre:
Crisis de ansiedad, enojo, palpitaciones,
benevolencia, miedo, culpa, dolores de cabeza, sudores
fríos y calientes, etc..

Si usted observa esa dinámica del pensamiento,
y lo que ocurre con su cuerpo, se volverá el

-Observador del Observador-
deja de ser el protagonista, y se convierte en:
« Espectador »

A medida que usted practique la condición de -espectador- advertirá un fenómeno interesante:
La ansiedad o algún malestar provocado por el problema, comenzará a disiparse.
-Quedará en libertad-.

Estos pensamientos no influirán para nada en las oficinas de hacienda; así que, conviértase en espectador y aprenda cómo evitar que sus pensamientos -gobiernen su vida- y estará manejando su -libre albedrío-.

Lo que quedó fue la -libertad de escoger-
-como desea sentirse- respecto al asunto.

-La verdadera conciencia- es un estado de -pura observación-, sin ningún intento de reparar o cambiar lo que se está contemplando. Se trata de un -amor curativo que no establece juicios-.

-La ausencia de enjuiciamiento del acto de observación, contribuye con la apropiada energía de amor, que la situación necesita-

— Solo hace la observación, del mundo que le rodea —

vladimir moldavsky 40 Uno puede adoptar la postura de -espectador benevolente- ante todo lo que sucede. Esto incluye hechos ocurridos en el vecindario, así como acontecimientos de importancia mundial.Utilizando el libre albedrío, se vuelve un testigo y uno se niega a identificarse con lo que ve; es un observador distante, pasivo pero que advierte las cosas-.

– Usted no se identifica con lo que sucede, pero lo advierte –
1.- Se limitará a advertir lo que pasa.
2.- No está unido al Bien o al Mal de lo ocurrido.
3.- Sabe que, de alguna forma misteriosa, todo forma
parte del orden natural.

4.- No cuestionará a Dios, a usted o a la vida,
se limitará a observar.

La ventaja de adoptar
esta posición es, que uno comienza a ver, como ese
hecho afecta a toda la gente.

vladimir moldavsky 38Si es un problema, usted ve la solución con claridad.
Siente que no debería estar sucediendo pero
no pregunta porqué, y no juzga ni se enoja por ello.
-Usted es un testigo silencioso-

♦ Aprender a usar el libre albedrío,
para observar el mundo desde la  perspectiva del observador distante, no significa carecer de emociones.

♦ Sólo significa estar libre de emociones inmovilizadoras.

♦ Usted puede aplicar la condición de testigo
a todo lo perturbador.


Lo mismo es verdad en el caso de la violencia, el hambre, la enfermedad y todos los problemas que padecemos.
Al transformarse en testigo no se vuelve pasivo ni indiferente.
Se convierte en el observador que ve lo que sucede como lo que es,
y que también ve las soluciones.

Partes tomadas de:  Tu Yo Sagrado
Dr. Wayne W. Dyer.

Si hace suyo el enojo
de los violentos, usted se transforma en
un violeto mas, que altera la armonía del mundo…

Artista-Vladimir Moldavsky

2 pensamientos en “13. Yo y mi libre albedrío

  1. Hola Miriam, gracias por tu interes, si, el autor de las imagenes del escrito
    13. Yo y mi libre albedrío son de Vladimir Moldavsky.
    Todas las pinturas que aparecen en los Escritos tienen el nombre del Artista hasta abajo del lado izquierdo.
    Son muchos pintores los que acompañan mis Escritos, si te fijas en todos tienen el nombre del pintor.
    Te mando un gran saludo,
    Paty…

  2. Nuevamente agradezco los artículos o notas. Me dan luces sobre muchos temas. Quisrea saber de quién o quiénes son las pinturas que acompañan los artículos. ¿En este caso son del autor Artista-Vladimir Moldavsky?

    Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *