Indicadores sobre el abuso verbal

— Pautas para reconocer el abuso verbal —

Muchos factores contribuyen a que resulte
muy dificultoso, reconocer el abuso verbal y la realidad del abusador.

Una vez que estos obstáculos son reconocidos, pierden su poder y dan la -conciencia del abuso- y se convierten en peldaños que llevan hacia -esa conciencia-, sugiriendo cada uno de ellos una acción o un cambio necesario en la forma de pensar.

He aquí algunos de los obstáculos que se encuentran más frecuentemente:

1.- La mujer ha aprendido a pasar por alto la descortesía, la falta de respeto, el desdén y la indiferencia, porque cree que no son lo suficientemente IMPORTANTES para considerarlos.

2.- Los incidentes enojosos son negados por el abusador, y su pareja piensa que ella está EQUIVOCADA.

3.- El abuso verbal, el control y la manipulación no han sido articulados o definidos por su compañero, así que se siente CONFUNDIDA.

4.- La mujer piensa que sus sentimientos están EQUIVOCADOS.

5.- Cada tanto, el abusador se muestra amistoso y la mujer olvida sus sentimientos de DISGUSTO.

6.- El abuso verbal puede ser muy SUTIL, y el control va aumentando gradualmente con el tiempo, de modo que poco a poco la mujer se adapta a él.

7.- El abusador CONTROLA la comunicación interpersonal y por lo tanto, la realidad interpersonal. Se rehúsa a discutir situaciones enojosas.

8.- El abusador CULPA a su pareja por los episodios enojosos, ella le cree y piensa que suceden por su CULPA.

9.- La mujer no tiene base de comparación pues no ha tenido experiencia anterior de relaciones SALUDABLES con otros hombres.

10.- El abusador y su pareja pueden funcionar muy bien juntos en sus respectivos papeles, formando un hogar, criando hijos y yendo hacia adelante, entonces la naturaleza de la relación es pasada por alto.

11.- La mujer puede estar tan absorbida por su familia o por su carrera que ignora los problemas de la relación, y piensa que, de todos modos, NADA es perfecto.

12.- Puede que la mujer no haya visto nunca un modelo de relación SALUDABLE, con buena comunicación.

13.- La mujer está tan atónita y PERTURBADA que no puede ver claramente qué le está sucediendo.

14.- La mujer no tiene el nivel necesario de AUTOESTIMA para exigir ser siempre tratada con cortesía y dignidad.

15.- La realidad de la mujer no ha sido nunca VALIDADA. Nadie es testigo del abuso, así que a ella no le parece algo real.

16.- La mujer cree que la conducta de su compañero es RACIONAL, así que supone que debe de haber “alguna razón” para que diga lo que dice.

17.- La conducta del abusador no es constante de modo que la mujer nunca está SEGURA de si la relación funciona o no.

18.- La mujer cree que sus percepciones están EQUIVOCADAS.

19.- La mujer puede no saber de la existencia del ABUSO VERBAL, ni conocer modelos de mejores relaciones con los cuales pueda comparar su propia relación.

20.- La mujer cree que su compañero es como son TODOS los hombres, salvo contadas excepciones.

21.- La mujer puede creer que si su compañero la MANTIENE, es porque realmente la ama.

22.- La mujer cree que pasa algo malo con ELLA.

23.- La mujer cree que cuando su compañero está enfadado, es porque ella ha hecho algo que lo ha HERIDO.

—/—

En resumen, la mujer no se da cuenta de que una personalidad que busca -el Poder Sobre otro-, no es capaz de asegurar la comprensión empática requerida por el amor y la relación.

Además, no reconoce el abuso verbal hasta que éste cambia de calidad o de intensidad. Si lo hace y enfrenta a su compañero, el abusador, que no desea cambiar, él suele intensificar su agresión en un intento por recuperar el control.

Puede tratar de intimidarla con explosiones de ira o manipular sus sentimientos diciéndole, por ejemplo, que ella está “arruinando la relación”.

Para poder descubrir las pautas del abuso verbal las mujeres deberán ser conscientes de sus propias experiencias y sentimientos.

A continuación aparecen diez pautas de abuso. Algunas, o todas ellas, pueden estar presentes en una relación verbalmente abusiva.

Pautas que indican el abuso verbal:

Pauta No 1
La primera pauta que la mujer puede reconocer en el abuso verbal es, que las situaciones que la enfadan, hieren o confunden, raramente ocurren en público.

-El abuso verbal, como el abuso físico-, se perpetra generalmente a puertas cerradas. Aun cuando esté en una casa llena de gente, el abuso verbal se produce cuando los demás se retiran de la habitación y la mujer queda sola con el abusador.

El secreto es clave para el Poder Sobre del abusador.
La confusión de la mujer también se intensifica con el secreto.

El abuso también puede ocurrir en presencia de un niño. Si ocurre en público, se disfraza de modo que los demás piensen que está justificado de alguna manera, o sólo la mujer conoce su significado.

Cuando se hace público suele ser la señal de que se avecina
una escalada y/o existe la amenaza de abuso físico.

→Luisa, casada con José, un próspero ejecutivo, comparte esta opinión: “Me preguntaba por qué me sentía desdichada con José, porque los amigos decían, que era un tipo estupendo y que yo era muy afortunada por estar casada con él.

Después, reflexionando, me di cuenta de que José nunca actuaba igual cuando ellos estaban cerca. Me quedé realmente atónita cuando deduje que él debía saber muy bien qué estaba haciendo, ya que de otra manera no lo habría mantenido en secreto.”

A muchas de las mujeres que entrevisté, sus amigos o parientes les decían que sus compañeros eran tipos verdaderamente agradables.

En un caso, la agresión fue tan fuerte y amenazante que los terapeutas dijeron después a la mujer, que su experiencia era similar a la de un prisionero de guerra. Aun después de su divorcio, la familia de la mujer no podía aceptar la realidad de su experiencia. Para ellos el abusador era “un tipo verdaderamente agradable”. El abusador nunca actuaba cuando ellos estaban cerca del modo como lo hacía cuando estaba solo con su pareja.


Pauta No 2

La segunda pauta del abuso verbal que la mujer puede reconocer es que la situación que le disgusta, hiere o confunde es inesperada.

El incidente ocurre cuando ella piensa que todo está bien. No ha habido discusiones ni ninguna otra indicación de que la relación no es armoniosa.

→Presentamos como ejemplo el incidente que Cora denominó:
“Algo está muy mal”.

Comencé a notar que cuando estábamos juntos, disfrutando de lo que yo consideraba un momento placentero, siempre surgía algo que me hacía sentir interiormente mal.

Recuerdo una vez que estacioné el coche en los terrenos de una feria de artesanías campestres.
Jaime me preguntó: -¿Vas a dejar el boleto del estacionamiento en el tablero del coche?
Estábamos fuera del coche. Miré a mi alrededor:
-Bueno, creo que no -le dije- parece que nadie lo hace.
Jaime se puso furioso y gritó: -¡Deja de decir tonterías!
Me sentí muy sacudida.
Se puso inesperadamente violento.
Yo estaba tan atónita y sentía tanto dolor, que apenas pude recuperar el aliento para contestarle.
Tuve miedo.
Pensé: “Algo está muy mal”.


Pauta No 3

La tercera pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer, es que la situación que le disgusta, hiere o confunde, ocurre cuando ella se siente feliz, entusiasmada o afortunada.

→María describió su esfuerzo para descubrir por qué solía sentirse disgustada cuando Manuel estaba en casa. Su voz temblaba cuando me contó lo siguiente:

Al principio no podía decir, qué estaba pasando. Después descubrí que los incidentes enojosos se producían en determinadas ocasiones. Me di cuenta de que cada vez que me sentía feliz o de buen ánimo, Manuel decía algo que me hería o me disminuía; después decía que se trataba de una broma.

Como se daba este proceso.?, cuando yo me sentía bien, -él me ofendía de algún modo-.

Me sentí trastornada y desintegrada. Tuve que esforzarme para recuperarme sin alcanzar a comprender cómo podía estar sucediendo eso. Llegué a temer que se diera cuenta, cuando me sentía feliz. Entonces, tal vez, en el fondo, -llegué a temer ser feliz-.


Pauta No 4

La cuarta pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es que la situación que le disgusta, hiere o confunde, se vuelve familiar.

El abuso puede parecer un incidente recurrente que se manifiesta de distintas maneras. En su esencia, la comunicación del -abusador verbal- expresa una suposición sobre la parte femenina de la pareja que no se compadece con la concepción que ella tiene de sí misma. -Le cuesta identificarla-.

No obstante, muchas compañeras y ex compañeras de abusadores verbales lo han hecho. “Haga lo que haga, dicen, me trata como si yo fuera su enemiga.”

→Como dijo Bella: Me di cuenta de que cuando expresaba un pensamiento, Carlos me contradecía. Si yo estaba esperando un mensaje importante, se olvidaba de dármelo. Si le decía que algo me disgustaba, se enfadaba. Parecía que él pensaba que yo era su enemiga.


Pauta No 5

La quinta pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es que la situación que le disgusta, hiere o confunde, generalmente transmite desprecio por sus intereses.

→Dora lo explicó de esta manera: Cuando estábamos juntos, por ejemplo a la hora de cenar, si yo me refería a algo que me interesaba realmente, como un curso nuevo en la universidad, Francisco ponía los ojos en blanco, hacía cara larga, suspiraba y me miraba con infinito fastidio.

Si yo le preguntaba: “¿Qué pasa?”, él decía “Nada”. Yo insistía: “Me pareció que estás fastidiado o algo así”.

Su respuesta era: “¿Quieres dejarme en paz?”. Este tipo de conversación tenía cientos de variantes, todas muy desagradables. Después vi que él sólo quería despreciar mis intereses. Me hizo sentir muy mal que él me hiciera eso.


Pauta No 6

La sexta pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es que después de las situaciones que le disgustan, hieren o confunden, su compañero no parece buscar la reconciliación y ni siquiera parece molesto por el incidente.

→Escuchemos a Coral: Cuando me sentía realmente disgustada porque Rene me había gritado o tratado con sarcasmo, yo quería conversar sobre el tema. Pero cuando me acercaba a él, me decía que no había nada que conversar, que no había ningún problema y que no estaba enfadado. Por su parte él nunca se aproximó a mí en busca de entendimiento.


Pauta No 7

La séptima pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es que, después de que se producen las situaciones que le disgustan, hieren o confunden, su relación tiene momentos en que todo parece funcionar bien.

Muchas mujeres manifiestan que podían salir a divertirse, hacer compras o dedicarse a las tareas hogareñas, sin que ocurriera ninguna situación desagradable. En consecuencia, se olvidaban de lo sucedido previamente aunque hubiera sido pocos días atrás.

Algunas mujeres imaginaban que su relación era realmente mejor de lo que era, especialmente si la ocupación de sus compañeros -los mantenían mucho tiempo fuera del hogar-.


Pauta No 8

La octava pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es que, de alguna manera, ella está aislada.

Muchas mujeres experimentan una creciente sensación de aislamiento, especialmente de sus familias y de los amigos con quienes tienen afinidad.


Pauta No 9

La novena pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es que, su compañero acostumbra a definirla a ella, a la relación, a sí mismo y con mucha frecuencia, -a las situaciones enojosas-.

El abusador verbal suele definir a su pareja, a la relación, a sí mismo y las situaciones enojosas, de manera diferente a la que, por su experiencia la mujer considera justa.

Por ejemplo, -un abusador explosivo- puede describirse a sí mismo como una -persona tranquila-. -Un abusador frío e indiferente- puede decir que él y su pareja tienen -una relación muy buena-. -Un abusador discutidor y combativo- puede decir que su pareja -está siempre tratando de iniciar una disputa-.


Pauta No 10

La décima pauta de abuso verbal que la mujer puede reconocer es, -que ella nunca le reprocha al abusador lo que oye que él dice de ella-.

Puede que la lectora pregunte:
“¿Yo he dicho esto?” o “¿Eso me has dicho?”.

Muchas mujeres constantemente acusadas y confundidas por el abuso verbal, se sorprenden al darse cuenta de que nunca dijeron, ni siquiera pensaron decir lo que con frecuencia se les atribuye.

 

Artista-Claudia Tremblay