DÍGAME Dr: -Que hago, tengo emociones atrapadas


— Emociones  Atrapadas —

¿Dónde estarías sin tus emociones?
Si la suma total de todas tus experiencias conforma
el tapiz de tu vida, son las emociones que has experimentado las que dan color a ese tapiz. 

— La Epidemia Invisible —

-Nuestras emociones realmente dan color a nuestras vidas-. Trata de imaginarte por un momento un mundo donde las emociones no pudieran existir. La alegría no sería posible. Ni ningún sentimiento de felicidad, dicha, caridad o amabilidad. El amor no podría sentirse, ni tampoco emociones positivas de ningún tipo.

En este planeta imaginario sin emociones, tampoco existirían las emociones negativas. Ninguna pena, ni ira, ni sentimientos de depresión ni dolor. Vivir en semejante planeta implicaría solamente existir. Sin la habilidad de sentir emociones de ningún tipo, la vida quedaría reducida a un ritual mecánico poco prometedor durante toda la existencia. ¡Agradece que puedes sentir emociones!

-Pero, ¿existen emociones que has experimentado, que preferirías no haber sentido?- Si eres como la mayoría de las personas, tu vida ha tenido sus momentos oscuros. Probablemente has experimentado momentos de ansiedad, angustia, ira, frustración y miedo. Puede ser que hayas experimentado períodos de dolor, así como de depresión, baja autoestima, desesperanza o cualquier otra dentro de una gran variedad de emociones negativas.

-Lo que puede ser que no te des cuenta-, es que algunas de las emociones negativas que has experimentado – a pesar de que las puedas haber sentido hace mucho tiempo atrás –, pueden aún estar creándote problemas sutilmente, no obstante de maneras muy dañinas-. Mucho de nuestro sufrimiento se debe a -energías emocionales negativas-, que han quedado “atrapadas” dentro de nosotros.

-El Código de la Emoción- es un método simple y poderoso, para encontrar y liberar esas energías atrapadas.

Muchas personas han descubierto que cuando ellas mismas se liberan de sus -emociones atrapadas-, son capaces de vivir vidas más saludables y felices. -Una sola emoción atrapada puede crear tanto, problemas físicos como emocionales-.

Los siguientes ejemplos de la vida real, ilustran cómo la liberación de la energía emocional atrapada, utilizando -El Código de la Emoción-, puede resultar en mejoras asombrosas y repentinas en el bienestar físico y emocional:

1.- El dolor debilitante de cadera de Alison- la abandonó instantáneamente y ella pudo bailar en su función aquella noche…

2.- Los constantes sentimientos de -depresión suicida de Linda- desaparecieron…

3.- La ansiedad crónica de Jennifer- se fue, y sintió la total seguridad que ella siempre había añorado…

4.- Laurie anunció que por primera vez en su vida pudo sentir el amor de Dios en ella..-

5.- Sheryl pudo finalmente deshacerse del enojo- con su exmarido y crear una maravillosa relación amorosa con un nuevo hombre…

6.- Julia se lució en el examen de registro para convertirse en miembro del tribunal de registro de los juicios de la Corte-, después de haber reprobado varias veces…

7.- El dolor de pie de Larry-, desapareció junto con su renquera…

8.- Las alergias de Connie, desaparecieron…-

9.- Los dos años de -resentimiento de Neil- por su jefe se disiparon…

10.- Yolanda finalmente perdió el peso- que había estado luchando por perder durante años…

11.- La bulimia de Joan- se fue en una semana…

12.- La visión de Tom mejoró…-

13.- El dolor de hombro de Jim desapareció…-

14.- El síndrome del túnel carpiano de Mindy se resolvió…-

15.- El dolor de rodilla de Sandy-, por el cual ya había recurrido a otros tres médicos, se fue en instantes…

16.- Los miedos nocturnos de Carol- que la habían invadido por más de 30 años, se fueron en una semana y no regresaron…

Estuve presente en cada uno de estos casos y en muchos otros como ellos. En muchos años de práctica y enseñanza, he visto innumerables curas aparentemente milagrosas como estas, todas como resultado de la simple liberación de emociones atrapadas utilizando -El Código de la Emoción-.

Mi propósito al escribir este libro es enseñar a encontrar y remover emociones atrapadas en ti y en los demás.

Si eres médico o pescador, ama de casa o adolescente, tú puedes aprenderEl Código de la Emoción-. Es simple.

Todos pueden aprender cómo liberarse de los efectos realmente dañinos de las emociones atrapadas.

¿Qué es una Emoción Atrapada?
Mientras vives a través de los días y años de tu vida, estás continuamente experimentando emociones de algún tipo u otro. La vida puede ser difícil y las emociones a veces pueden ser abrumadoras. -Todos nosotros experimentamos extremos emocionales negativos por momentos. La mayoría de nosotros, preferiría olvidar algunos de estos desafíos, pero desafortunadamente, la influencia de estos acontecimientos puede quedarse con nosotros en la forma de emociones atrapadas-.

A veces, por motivos que aún no comprendemos, las emociones no se procesan completamente. En estos casos, en vez de simplemente experimentar la emoción y luego avanzar, la energía de la emoción queda de alguna manera “atrapada” dentro del cuerpo físico.

Entonces, en vez de atravesar tu momento de enojo, o un período temporal de pena o depresión, -esta energía emocional negativa puede permanecer dentro de tu cuerpo causando un significativo estrés físico y emocional-. La mayoría de las personas se asombran al descubrir que su “bagaje emocional” es más literal de lo que habían imaginado. En verdad, las emociones atrapadas consisten en energías bien definidas que tienen una figura y una forma. A pesar de no ser visibles, son muy reales.

—/—

El Resentimiento de Neil:
En esta historia, un profesor canadiense comparte cómo una situación difícil, devino en una emoción atrapada que permaneció con él, impactando en su vida de manera negativa.

Algunos años atrás, cuando yo enseñaba en la escuela, la directora y yo simplemente no nos llevábamos para nada bien. Peleamos casi desde el primer día por un tema u otro. Ella era extremadamente despiadada, vengativa y castradora en todas las maneras, figuras y formas.

Finalmente, alrededor de enero del año escolar, me alejé. Vi a mi médico y me tomé una licencia por estrés. El me dijo: “Tómese algún tiempo y recupérese”; y eso hice por alrededor de tres meses, y al finalizar los tres meses volví al plantel del colegio con el alta médica, pero bajo la condición de mi médico de que no volviese a pasar por la misma situación con esta directora bastante desagradable.

De todas maneras, los sentimientos que la rodeaban a ella, y toda aquella situación nunca se irían. Brotaban a menudo y yo cavilaba sobre la situación; y sentía cómo subía mi presión arterial, y cómo el enojo y el resentimiento se fortalecían dentro de mí, por la manera en la que había sido tratado y por el hecho de que ella nunca tomaba ninguna medida disciplinaria, a pesar de tener una historia de ser algo siniestra – si se quiere – con aquellos profesores que estaban en desacuerdo con su visión acerca de la autoridad.

De todos modos, esto continuó por dos años. Yo no podía dormir en la noche, debido a que estaba tan resentido por todos aquellos sentimientos negativos que acarreaba.

Fuimos de visita al sur de California y a ver al Dr. Brad Nelson a su clínica. Él deslizó un imán hacía arriba y hacia abajo por mi espalda y liberó ese sentimiento de resentimiento, y cuando lo hizo yo sentí – y realmente lo sentí – que algo me abandonó. Desde ese momento en adelante, a pesar de que aún no me gusta esa mujer, ya no tengo los sentimientos negativos ni la presión arterial alta, ni el enojo, ni el resentimiento que me habían poseído por varios años.

Esa es la historia de un -bloqueo emocional- que desapareció con estos principios y El Código de la Emoción que enseña el Dr. Brad. Neil B., Alberta, Canadá

—/—

Tu Futuro Tomado de Rehén:
¿Sientes a menudo que estás peleando contra el peso de algo, pero no puedes decir concretamente qué es? Tal vez tu vida no esté resultando como lo habías esperado. Tal vez tus intentos por formar relaciones duraderas nunca parecen funcionar. Puede ser que desees que algunos acontecimientos del pasado nunca hubiesen ocurrido, pero te sientes impotente para superarlos. Incluso puedes tener un sentimiento inquietante de que tu presente está siendo tomado de rehén por tu pasado, de cierta manera vaga e indefinible.

—/—

El Autosabotaje de Jennifer:
La experiencia de Jennifer es un buen ejemplo de cómo, las emociones atrapadas se pueden interponer en tu camino. Ella era una amiga cercana de mi hija, una estudiante universitaria amante de la diversión y con un futuro brillante. De camino a su hogar en el verano, ella pasó a visitar a nuestra familia. Su vida universitaria iba bien, pero expresó la preocupación de que ciertos acontecimientos de su pasado la seguían complicando y se preguntaba si estaría sufriendo de -emociones atrapadas-.

Ella me contó, que había estado involucrada en una relación tumultuosa con un joven el año anterior. Jennifer dijo que desde el fracaso de aquella tormentosa relación, ella sentía la espina de la inseguridad cada vez que conocía a alguien nuevo, y tenía un infundado miedo a una relación a largo plazo que no podía vencer.

Me dijo que parecía sabotear, sin intención cada relación potencial; examiné y descubrí que había en verdad al menos, -una emoción atrapada- que contribuía a su problema.

Decidí ayudarla a aprender a tratarse ella misma, así ella podría continuar liberando sus emociones atrapadas sin mi asistencia, ya que vivía a cierta distancia. Ella aprendió rápida y fácilmente -El Código de la Emoción- y prosiguió hasta encontrar varias emociones atrapadas en su cuerpo, la más notable: -la emoción de inseguridad creativa-.

Esta emoción en particular surge por una -falta de confianza en torno a la creación de cosas: desde pintar un cuadro, empezar en un nuevo trabajo o adentrarse en una nueva relación, etc-. Jennifer había experimentado esa emoción en su anterior relación y ésta había quedado atrapada dentro de ella. Ella pudo liberarse de la inseguridad creativa, así como también de algunas otras emociones atrapadas en su cuerpo en unos minutos, y luego continuó el camino a su hogar.

Unos días después, llamó diciendo que sentía una diferencia asombrosa. Dijo que sentía una notable mejoría en su habilidad para articular sus pensamientos y expresarse en compañía de un joven en particular con el que estaba saliendo. Previamente, ella se había sentido intimidada y tímida frente a él, pero después de liberar sus emociones atrapadas se sintió muy relajada y confiada. Meses más tarde, continuó viendo la relación crecer. Estaba segura de que ella hubiera saboteado la relación si no hubiese liberado sus emociones atrapadas.

—/—

La siguiente historia es un ejemplo perfecto de cómo sucede esto:

Julia, La Escribana de la Corte:
Julia iba a la facultad para convertirse en miembro del tribunal que lleva el registro de los juicios de la corte, y estaba entusiasmada con las perspectivas futuras de su trabajo. Los miembros de este tribunal aprenden a escribir en una máquina fonética especializada, y deben teclear muy rápidamente y a la perfección para registrar todo lo dicho en la sala del tribunal. Julia se desempeñaba bien en clase, pero cada vez que tenía que rendir un examen donde sentía verdadera presión, reprobaba. Estaba muy preocupada puesto que había reprobado el examen 3 veces y temía que este próximo examen, fuera su última oportunidad de aprobar.

La examiné para ver si había alguna emoción atrapada que pudiese estar influenciando su comportamiento a la hora de presentar su examen y la respuesta que dio su cuerpo fue “Sí”.

-En su caso, la emoción atrapada era el desaliento-. Cuando ella tenía 15 años de edad había atravesado un momento difícil cuando sus padres se divorciaron. Ella había experimentado un desaliento abrumador, que había quedado atrapado en su cuerpo.

-A la hora de su examen, con la presión encima, la emoción atrapada de desaliento saboteaba su desempeño-. Liberamos el desaliento atrapado y se presentó a su próximo examen sintiéndose relajada y confiada, y obtuvo un resultado casi perfecto.

Julia no tenía ni idea de que el divorcio de sus padres y sus antiguos sentimientos en torno al mismo, podrían estar afectándola de manera negativa en el presente.

—/—

Del mismo modo en que los efectos del viento pueden percibirse en vez de verse, las emociones atrapadas son invisibles; no obstante pueden ejercer una poderosa influencia sobre ti.

En mi experiencia, un porcentaje significativo de las enfermedades físicas, las dificultades emocionales y el autosabotaje son causados en verdad por estas energías invisibles.

-El Código de la Emoción- te ayudará a reivindicar tu vida, gozar de mejor salud y por último, quedar libre de las insidiosas y sutiles fuerzas, que las emociones atrapadas están ejerciendo sobre ti.

El Daño que Causan las Emociones Atrapadas:
Las emociones atrapadas, pueden hacer que hagas suposiciones incorrectas, reacciones de manera exagerada frente a comentarios inocentes, malinterpretes una conducta y causes un cortocircuito en tus relaciones.

Aún peor, las emociones pueden crear depresión, ansiedad y otros sentimientos indeseables que tú parecieras no poder resolver. Pueden interferir en el funcionamiento correcto de los órganos y tejidos de tu cuerpo, causando estragos en tu salud física, causando dolor, fatiga y enfermedad. Sin embargo, no importa cuán grande sea tu sufrimiento, la energía invisible de las emociones atrapadas quedará sin ser diagnosticada por la medicina convencional, aún siendo un factor de causa mayor en tus dificultades físicas y emocionales.

Para eliminar cualquier tipo de problema que tenga que ver con tu salud o bienestar, -las causas subyacentes del problema deben ser tratadas-. Hay numerosas drogas potentes que pueden aliviar los síntomas de la enfermedad; pero cuando la droga desaparece, los síntomas a menudo regresan, debido a que las causas subyacentes de la enfermedad no han sido tratadas.

Es importante que reconozcas y quites tus propias emociones atrapadas, antes de que causen más daño. Puedes vivir una vida mucho mejor al deshacerte de ellas.

¿El Tiempo Cura Todas las Heridas..?     Tal vez no…
Probablemente hayas escuchado decir, que el tiempo cura todas las heridas, pero esto no es necesariamente cierto. Puedes pensar que has dejado ir todo el dolor emocional de relaciones anteriores, y tal vez hayas hecho terapia para poder tratarlo. Puede parecer que todo ha quedado atrás, pero tu cuerpo puede literalmente estar habitado por las energías invisibles de viejas emociones. Estas son heridas que el tiempo solo, no puede, ni va a poder curar. Éstas pueden ocasionar que actúes y sientas de manera diferente en tus relaciones actuales y hasta incluso pueden provocar que tú las sabotees.

-Cuando una emoción atrapada es liberada, una carga es literalmente sacada-. De hecho, la gente a menudo experimenta una sensación de levedad en torno a la liberación de la emoción atrapada. -Encontrar y liberar aquellas energías negativas atrapadas pueden causar literalmente cambios en cómo te sientes y comportas, en las elecciones que haces y en los resultados que obtienes-.

-El Código de la Emoción-: Trata de retirar el bagaje emocional, para que tú puedas ser quien realmente eres en tu interior. Tú no eres tu bagaje emocional pero a veces tus emociones atrapadas pueden desviarte u ocasionar que transites caminos que preferirías no tomar. Las emociones atrapadas pueden apartarte de vivir la vida vibrante y saludable para la que estás hecho.

Las Emociones Atrapadas y el Dolor Físico:
Sumado al obvio dolor emocional, millones de personas sufren de dolores y molestias. Muchas veces existen energías emocionales atrapadas invisibles que contribuyen o generan dolor físico.

El próximo ejemplo ilustra cómo las emociones atrapadas pueden ejercer una influencia asombrosamente poderosa sobre el cuerpo físico.

—/—

El Corazón Roto de Debbie:
Debbie había sido mi paciente por un año más o menos, cuando un día entró a mi consultorio quejándose de lo que ella pensaba podría ser un ataque al corazón. Tenía dolor de pecho y dificultad para respirar; su brazo izquierdo estaba completamente entumecido al igual que el lado izquierdo de su cara. Ella dijo que había ido empeorando de forma gradual a lo largo de 24 horas.

Inmediatamente la recosté y alerté a mi equipo de que podríamos necesitar asistencia médica. Después de chequear sus signos vitales y encontrarlos normales, examiné su cuerpo para ver si esos síntomas estaban siendo causados por una -emoción atrapada. La respuesta dada por su cuerpo fue “Sí”-.

Continué examinando a Debbie y rápidamente determiné que la -emoción atrapada era pena-. Una mayor evaluación reveló que esta emoción había quedado atrapada en su cuerpo tres años antes. En ese momento ella estalló en llanto y exclamó -“¡Pensé que ya lo había tratado todo en terapia! ¡No puedo creer que haya aparecido ahora-!

Le pregunté
¿Puedes compartir lo que pasó..?
Ella contestó que tres años antes, su marido había tenido una aventura amorosa. La noticia fue devastadora para ella. Destrozó su matrimonio y echó por tierra su vida por un tiempo, pero gradualmente lo fue aceptando. Derramó muchas lágrimas, pasó un año haciendo terapia, se volvió a casar y siguió adelante o al menos eso pensó.

Debbie expresó su asombro al ver que su pena del pasado, aún la seguía afectando y de una manera tan dramática. -¿Cómo podía ser que este acontecimiento fuera la fuente de su dolor físico cuando había hecho lo posible por tratarlo-? Ella había hecho todas las cosas que nos dicen que hagamos. Había llorado y expresado sus sentimientos, buscó el consuelo de sus amigos y el consejo de un terapeuta. Se abrió al diálogo con su marido y aceptó su divorcio. No había sido fácil y ella había hecho un avance importantísimo. En su mente, ella lo había tratado y lo había dejado atrás.

-Lo que no vio, es lo que ninguno de nosotros puede ver. Había un efecto físico de su experiencia que era silencioso e invisible hasta que ella empezó a manifestar síntomas del mismo. Ella había tratado sus problemas de todas las maneras pero no éste. Ella sufría de una emoción atrapada-.

Yo liberé de su cuerpo la pena atrapada, y en segundos la sensibilidad volvió a su brazo y a su cara. De repente, pudo respirar libremente y el dolor de pecho y la pesadez se fueron. Dejó mi consultorio momentos después, sintiéndose completamente bien.

La abrumadora pena que ella había sentido durante aquellos primeros días de su ruptura, había quedado literalmente atrapada en su cuerpo físico. El alivio instantáneo de sus síntomas físicos, fue asombroso para mí. Quedé preguntándome acerca del mecanismo que estaba en funcionamiento aquí. ¿Cómo podía una sola emoción atrapada causar síntomas físicos tan extremos?

La experiencia de Debbie es un dramático ejemplo de cómo las -emociones atrapadas pueden afectarnos físicamente-, y cómo la terapia tradicional no puede ni intenta removerlas, a pesar de que la terapia tradicional seguramente tiene su lugar. Las típicas emociones atrapadas no suelen causar síntomas tan intensos como los que experimentó Debbie. La mayoría son más sutiles, no obstante, ejercen una influencia desequilibrante tanto en la mente como en el cuerpo.

—/—

La Madre de Sharon era una Molestia:
Una paciente de nombre Sharon vino a mi consultorio un día quejándose de un dolor en el abdomen. Me dijo que sentía como si el dolor viniera de su ovario derecho. La examiné para ver si la causa del dolor se debía a una emoción atrapada y descubrí que sí.

Exámenes posteriores revelaron que -la emoción exacta era la frustración-, que tenía que ver con su mamá y que había quedado atrapada en su cuerpo tres días antes.

En el momento en el que arribé a esta conclusión, se disgustó bastante y dijo entre dientes enojada -“¡Ay, mi madre! Ella me llamó hace tres días y me apabulló con todo esto. Desearía que desapareciera de mi vida y me dejara en paz!-”

Liberé de su cuerpo -la frustración atrapada-, y el dolor se disipó instantáneamente. Sharon estaba asombrada y casi no podía creer que el dolor se había ido completa y repentinamente. Incluso era más asombroso para Sharon, el hecho de que su intensa frustración con su madre era la causa aparente del dolor físico que había estado padeciendo en los últimos tres días.

—/—

-Las emociones atrapadas pueden incluso crear desequilibrios musculares que conducen al mal funcionamiento de las articulaciones y a la eventual degeneración de las articulaciones y la artritis-. He visto cientos de casos en los que un agudo dolor físico dejó el cuerpo de manera instantánea tras la liberación de una emoción atrapada.

-Quitar emociones atrapadas, puede a menudo aliviar el dolor y el sufrimiento-, incluso en casos en los que sería considerado imposible por la medicina convencional.

—/—

Esta es una carta que recibí de un antiguo paciente, cuyo caso se amolda a esta descripción:

Las Rodillas Malas de Jim:
Yo fui su paciente por algunos años, y sepa que tenía muchos problemas físicos con mis piernas, rodillas y espalda cuando di con Usted.

Pude tolerar los efectos colaterales de los varios suplementos que usted me prescribió para limpiar mi sistema y luego, a través de sus habilidades para liberar los resentimientos, (ira y miedo a los que estaba aferrado), pudimos alcanzar una posición física en la que mis rodillas dejaron de doler, (el médico que reemplazó mis caderas me había dicho que mis rodillas, debían ser reemplazadas porque también estaban desgastadas).

Pude caminar, subir escaleras, etc. Libre de dolor por primera vez en años. Hasta la fecha, estoy básicamente activo y sin dolor. Esto no implica que la artritis no entre en juego, mientras envejezca pero las desgastadas rodillas aún siguen funcionando bien y por ello estoy agradecido. Le deseo lo mejor con su libro y ruego que pueda abrir la puerta a otros hacia una vida saludable.
Mantenga la fe, Jim H.

—/—

La gente a menudo soporta su dolor y termina simplemente -conviviendo con él-, especialmente cuando no puede encontrar una solución o una razón. El dolor es la manera del cuerpo de avisarte que hay un problema: -es una señal de alerta-.

En mi experiencia de trabajo con personas con dolor, he observado que las emociones atrapadas son en verdad las que crean el dolor, al menos el 50% de las veces.

—/—

Sujetada con un Alfiler en el Pasado:
Estaba una vez dando un taller en Las Vegas cuando tuve una experiencia interesante. Pedí un voluntario y una joven mujer de tempranos veinte años salió de entre la audiencia. Le pregunté si tenía alguna queja física en particular y dijo que no, que ella era saludable y que no tenía problemas.

Examiné sus músculos para ver si tenía alguna emoción atrapada y sí, tenía. -La emoción era la falta de apoyo-, el cual es un sentimiento similar a sentirse solo y sin ninguna ayuda cuando realmente la necesitas.

A través del examen muscular le pregunté a su cuerpo cuándo había quedado atrapada esta emoción.
Pregunté:
¿Esta emoción quedó atrapada en los últimos cinco años?
No.
¿Quedó atrapada entre los diez y los veinte años de edad?
No.
¿Quedó atrapada entre el nacimiento y los diez años de edad?
Sí.
¿Quedó atrapada en los primeros cinco años de tu vida?
Sí.
¿Quedó atrapada en el primer año de vida?
Sí.
¿Ocurrió después del primer año de vida?
No.
Le pregunté si ella tenía idea de qué podría tratarse esto, y dijo que no con su cabeza.

Resulta que esta joven mujer había venido al taller con su madre y ellas habían estado sentadas juntas en la audiencia. En ese momento, miré a la audiencia y noté que su madre se veía muy incómoda.

Se tapaba la boca con su mano y se le veía, o bien temerosa o muy avergonzada, no podía decir cuál de las dos. Le pregunté si ella sabía lo que podría haber pasado ya que su hija era muy joven para recordarlo.

Con voz dolida y avergonzada explicó:
-Bueno, cuando Jessica era bebé yo usaba pañales de tela, los cuales ajustaba con alfileres de gancho. Hubo una ocasión particular en la que me da vergüenza decir que la prendí a su pañal por accidente. Ella lloraba y lloraba pero yo no me di cuenta que estaba prendida a su pañal hasta que la volví a cambiar. No puedo creer que esto aparezca ahora. -Yo me sentí tan horrible por ello y todavía me siento así-.

Me dirigí a Jessica y le pregunté:
¿De esto se trata la emoción atrapada?. Presioné su brazo y éste estaba muy fuerte indicando que ese era el caso en verdad. Liberé la energía emocional atrapada rodando por su espalda tres veces un “MagCreator”, un dispositivo de masaje magnético hecho por la empresa Nikken; y ella se sentó nuevamente. Alrededor de dos semanas más tarde, recibí el siguiente correo electrónico:

Hola Dr. Brad:
Cuando Usted estuvo en Las Vegas, le quitó a mi hija Jessica una emoción que estaba atrapada desde su infancia. Jessica ha sufrido de dolor de cadera y rodilla desde alrededor de los 12 años…y ha ido empeorando con el crecimiento. Desde que Usted trabajó para -quitarle su emoción atrapada de sentimiento de falta de apoyo- (alrededor de 1 semana y 1⁄2 atrás), ella no ha tenido dolor ni constricción en sus caderas o rodillas. Nunca ha estado más de uno o dos días sin dolor, y debido a que había empeorado estaba empezando a afectar su forma de caminar. Está extasiada y ahora está experimentando un -nuevo sentimiento de dicha interna-. Ella le envía las gracias de corazón.

Jessica dijo que se sienta libre de compartir su historia…
¡Ella desde luego se la está contando a todo el mundo en Las Vegas!
¡Gracias! – Maureen C.

—/—

Este es otro ejemplo de una emoción atrapada que causa dolor físico. El acontecimiento que produjo la emoción atrapada ocurrió cuando Jessica era un bebé y ella no tenía un recuerdo consciente del mismo. Si no la hubiésemos liberado, creo que Jessica podría haber quedado eventualmente discapacitada y la verdadera causa de su discapacidad – su emoción atrapada – hubiera permanecido sin ser descubierta.

Por supuesto que no todo el dolor físico es causado por emociones atrapadas. Pero, ¿a caso no es interesante contemplar que ellas pueden ocasionar o contribuir al dolor físico?

He llegado a comprender que las emociones atrapadas parecen estar involucradas, en mayor o menor medida, en casi todas las enfermedades con las que me he encontrado. ¿Cómo puede ser posible?

Las Emociones Atrapadas y la Enfermedad:
La idea más antigua en el arte de la sanación, es que la enfermedad es causada por un desequilibrio en el cuerpo. Las emociones atrapadas son tal vez el tipo más común de desequilibrio del que sufren los seres humanos. Yo creo que las emociones atrapadas pueden estar implicadas en casi todas las enfermedades, directa o indirectamente.

Debido a que las emociones atrapadas son casi universales, porque siempre generan distorsión en el campo energético del cuerpo y porque son completamente invisibles, pueden causar una increíble amplia variedad de problemas físicos sin ser desenmascaradas.

No estoy diciendo que la liberación de las emociones atrapadas sea una cura para todo. -El Código de la Emoción- no debería ser usado en sí mismo, para intentar tratar alguna enfermedad mayor o condición médica, sino que debería ser considerado como una terapia complementaria. Cuando las emociones atrapadas contribuyen a la enfermedad física, el removerlas sólo puede ayudar.

-El Código de la Emoción- es preciso y fácil de usar. A veces la liberación de una emoción atrapada traerá aparejado un efecto drástico instantáneo; pero la mayoría de las veces los efectos son más sutiles; no obstante, siempre parecen brindar una mayor sensación de satisfacción y paz, ya sea inmediata o gradual.

Si eres como muchas de las personas que han venido a mis seminarios por años, utilizar -El Código de la Emoción- traerá una nueva dicha y libertad a tu vida.

Te dará una mayor sensación de serenidad debido a que tú estarás librándote de tu antiguo bagaje emocional. Los resultados pueden brindar equilibrio, una nueva calma interior y una profunda sanación donde nada antes lo ha hecho.

 

Dr. Bradley Nelson

Artista-barbara gulbinowicz