PARA SABER MAS: Todos tenemos un libreto en nuestra vida?


Tú, sin darte cuenta..!
Quién serías Tú sin tu libreto..?  

¿Todos tenemos un libreto en nuestra Vida..?  

Si..!

Hay Libretos tremendamente trágicos..!

Las personas que los poseen
pueden terminar presos, o ser suicidas, homicidas,
fundirse, o morirse joven, etc..

Cuando usted tenga noticias de que alguien murió
muy joven, o quien ha sufrido de variados accidentes, o
que siempre tiene problemas legales, piense en:
-Argumentos Trágicos-

También están los libretos -Sin Pena ni Gloria-
-Como el de Virginia, aquella hija que envejece junto a su madre-

-Para la Psicoterapia Integrativa, todo Argumento o Libreto de Vida es Trágico, cuando aparta a la persona de su propio y auténtico -Proyecto de Vida-. No importa que tengan apariencia benevolente o provida, como muchos proyectos que han dado a la humanidad grandes genios.

Para la Psicoterapia Integrativa, se trata de un discurso ajeno, que determina la vida de una persona -impidiéndole decidir por ella misma, qué quiere hacer con su vida-.

Pero…
¿Puede haber -Proyectos de Vida-,
-Metas Trascendentes-
que coincidan con -Mandatos Argumentales-?

Por ejemplo, aquel hijo de abogado, que hereda tanto el estudio como la clientela, que responde al mandato -Sé abogado como tu padre- y que a pesar de todo eso, disfruta de lo que hace y la considera su meta?

Si. Claro que si. Lo que ocurre es que, si ese hijo de abogado toma el mandato argumental, piensa sobre él, se contacta con su verdadero deseo, reconoce que quiere ser abogado, ese mandato deja de serlo para transformarse en una decisión propia y por lo tanto, trascendental.

Es como si le dijera al padre:
-Papá, a pesar de que tu deseas que yo sea abogado,
yo quiero serlo porque -ES MI- deseo-

Como vimos, una de las -características del -Argumento de Vida-
es la tendencia de la persona para provocarse
-experiencias confirmatorias-, es decir, situaciones en donde termina corroborando que -lo que dice su -Argumento- es una Verdad Absoluta-.

-Fantasma 1:
-Este Argumento-, es una historia que nos hemos estado contando sobre lo que somos como personas, como es la vida, qué se espera de nosotros, y cuáles son las consecuencias que deberemos soportar si transgredimos esa -Ley-.

Toda esta historia, que se ubica dentro de un -Registro Imaginario de la Vida-, es como un -fantasma- que nos persigue adonde quiera que vayamos.

Por otro lado la persona tiene una tendencia natural, como todo ser vivo, de crecer hasta desarrollar sus potencialidades a pleno.
Carl Rogers la llamó -Tendencia Actualizante-

Y ya tenemos las dos fuerzas de choque: -el Fantasma- que opera para resituar a la persona dentro del -Argumento- y la -Tendencia Actualizante- que lo impulsa hacia la trascendencia, hacia lo que realmente quiere hacer en su vida.

En el peor de los casos, -el Fantasma-, (-fantasma- está tomado aquí como la corporización de una fantasía, producto de la imaginación. Le damos vida al -fantasma- cuando creemos, sin cuestionar, las supuestas verdades encapsuladas en el -Argumento de Vida-), por su antigüedad en nuestras vidas, termina imponiendo su -falsa lógica, sus presiones y amenazas, y triunfa-.

En el mejor de los casos, la -Tendencia Actualizante- hacia la vida se impone, cuestiona la falsa lógica y le clava una estaca al -Fantasma-.

El resultado es -la autonomía- respecto de ese
-Argumento de vida-
sustento natural del
-fantasma-

Pero, durante el camino del crecimiento, el -fantasma- hace -zancadillas- a la persona. Quiere imponerse a toda costa. Lamentablemente, hay personas que en la primera o segunda -zancadilla- se desaniman y ceden su deseo a los requerimientos del -Fantasma-.

-Cada línea argumental es un mandato- no importando que se trate de -frenadores, permisores o cuasipermisores-, todos ellos, aún cuando conforman el área fuerte, son -directivas parentales-.

Conociéndolos podemos deducir si son -provida o antivida, si nos han impulsado a vivir bien, de acuerdo con nuestros deseos o, por el contrario, a vivir en función del deseo de los otros-.

Según acabamos de ver, todas las personas tienen un argumento de vida, lo que las diferencia es que algunas poseen en su argumento, -Un Mandato para Cuestionar los Mandatos-. Esto produciría, en algún momento del desarrollo evolutivo, un efecto de liberación de todo discurso ajeno. Seria algo así como:

“Hijo, por ahora tienes que cumplir con algunas normas familiares. Pero, cuando seas mayor de edad, puedes tomar tus propias decisiones, cuestionar el estilo de vida que te impusimos como los valores que te inculcamos, programar tu propio plan de vida en virtud de tus auténticos deseos, no ceder tu deseo en la medida en que lo sientas realmente tuyo.

Hagas lo que hagas siempre te amaré y mi amor irá contigo. Este es mi mandato final cuyo objetivo es liberarte de todos los mandatos restrictivos que pude haberte dado. Cuestiónalos. Te amo.”

-La gran decisión-
¿Cómo saber si vivimos de acuerdo con nuestro propio
-Plan de Vida- o según un -Argumento de Vida-?

¿Cómo darnos cuenta si estamos -Honrando la Vida- (Personalidad Abierta) o, simplemente -Permanecemos y  Transcurrimos- (Personalidad Cerrada)?

Si vivimos de acuerdo con lo que se espera de nosotros, por mejor que nos vaya en la vida, vamos a tener una sensación de futilidad; -en cambio, si vivimos según nuestra meta, según nuestros puros y auténticos deseos, libres de argumentación ajena, nuestra vida tiene sentido pleno-. En este caso estaremos -Honrando la Vida-, de la otra manera -Vivimos por Vivir-.

-El pasaje de una vida sin sentido a una plena de sentido no es fácil-. No es producto de la voluntad sino del conocimiento de uno mismo. En posesión de esos mandatos que impiden vivir plenamente surge una pregunta: ¿Y ahora qué?

¿Por dónde empezar?
El conocimiento de uno mismo, se puede comenzar desde muchos lugares. Pero, se empiece por donde se empiece, -el ingrediente que -NO DEBE- faltar es la buena fe, la honestidad para consigo mismo-. Esto quiere decir que de nada servirá, ni la psicoterapia, ni los talleres vivenciales, ni las lecturas, -si los conflictos no los refiere a usted-. -Si usted insiste en culpar a su esposa, a las circunstancias, al programa económico vigente o a la conjunción astral por sus problemas, todo seguirá igual-.

Entonces… ¿Por dónde empezar?
Pues… por usted..!

-Influencia de los frenadores-
-Cambiar significa pasar de -Un Estado NO deseado a Un Estado Deseado-. Como vamos a ir viendo poco a poco, la gente considera como cambio -El Obtener algo que NO se Posee-, o -Dejar de Tener algo que se Tiene-.

Un ejemplo del -1er Tipo
-Es Tener un Auto-
y
uno del 2° Tipo -Es Dejar de Fumar-

Pero el cambio es mucho más que eso:
-Es Conocer, Cuestionar y Desarticular los Mandatos
de ese Argumento de Vida- para poder vivir en libertad, fuera de esos textos ajenos que nos habitan.

De cualquier forma, en esta primera
etapa, las personas consideran que cambio es tener…
o dejar de tener.!

Artista-Alberto Pancorbo
Artista-El arte de Iman Maleki
Artista-Christtoff Debusschère