Argumentos para todos

¿Todos tenemos un Argumento de Vida..?
La respuesta es: Si..
¿Y todo Argumento de Vida es frenador..?
La respuesta es : No… pero..

Hay Argumentos tremendamente trágicos..!

Las personas que los poseen pueden terminar presos, o ser suicidas,
homicidas, fundirse, morirse joven, etc..
Cuando usted tenga noticias de que alguien murió muy joven o que ha sufrido
de variados accidentes o que siempre tiene problemas legales, piense en -Argumentos Trágicos-

También están los Argumentos -Sin Pena ni Gloria-

-Como el de Virginia, aquella hija que envejece junto a su madre-.
Para la Psicoterapia Integrativa, todo Argumento es Trágico por cuanto aparta a la persona de su propio y auténtico proyecto de vida. No importa que tengan apariencia benevolente o provida, como muchos Argumentos que han dado a la humanidad grandes genios. Para la Psicoterapia Integrativa se trata de un discurso ajeno que determina la vida de una persona -impidiéndole decidir por ella misma qué quiere hacer con su vida-.

Pero… -¿No puede haber Proyectos de Vida, Metas Trascendentes que coincidan con mandatos argumentales?-

Por ejemplo, aquel hijo de abogado, que hereda tanto el estudio como la clientela, que responde al mandato -Sé abogado como tu padre- y que, a pesar de todo eso, disfruta de lo que hace y la considera su meta?

Si. Claro que si. Lo que ocurre es que, si ese hijo de abogado toma el mandato argumental, piensa sobre él, se contacta con su verdadero deseo, reconoce que quiere ser abogado, ese mandato deja de serlo para transformarse en una decisión propia y, por lo tanto, trascendental.

Es como si le dijera al padre:
-Papá, a pesar de que tu deseas que yo sea abogado,
yo quiero serlo porque ES MI deseo-

-Fantasma 1 vs. Tendencia Actualizante-

Como vimos, una de las características del -Argumento de Vida- es la tendencia de la persona para provocarse -Experiencias Confirmatorias-, es decir, situaciones en donde termina corroborando que -lo que dice su Argumento es una Verdad Absoluta-.

Este Argumento es una historia que nos hemos estado contando sobre lo que somos como personas, como es la vida, qué se espera de nosotros, y cuáles son las consecuencias que deberemos soportar si transgredimos esa Ley. Toda esta historia, que se ubica dentro de un registro imaginario de la vida, es como un -fantasma- que nos persigue adonde quiera que vayamos.

Por otro lado la persona tiene una tendencia natural,
como todo ser vivo, de crecer hasta desarrollar sus potencialidades a pleno.
-Carl Rogers la llamó Tendencia Actualizante-

Y ya tenemos las dos fuerzas de choque: -el Fantasma- que opera para resituar a la persona dentro del -Argumento y la Tendencia Actualizante- que lo impulsa hacia la trascendencia. En el peor de los casos, -el Fantasma-, por su antigüedad en nuestras vidas, termina imponiendo su -falsa lógica, sus presiones y amenazas y triunfa-. Aquí no pasó nada..!

En el mejor de los casos, la -Tendencia Actualizante- hacia la vida se impone, rechaza el prejuicio de la antigüedad fantasmatica, cuestiona la falsa lógica y le clava una estaca al -Fantasma-.

El resultado es la autonomía respecto de ese Argumento,
sustento natural del -fantasma-

Pero, durante el camino del crecimiento, el -fantasma- hace -zancadillas- a la persona. Quiere imponerse a toda costa.

Por esta razón, todo crecimiento tiene la forma de un serrucho ascendente, en donde cada caída es esperable pues confirma la presencia del -fantasma-, lo alumbra, lo podemos ver y por lo tanto, combatir.

Lamentablemente, hay personas que en la primera o segunda -zancadilla-
se desaniman y ceden su deseo a los requerimientos del -Fantasma-.

 

Artista-Alberto Pancorbo