CASO-La que huyó

Habló por la mañana, preguntó mi nombre,
dijo que le habían dado mi número telefónico y quedamos que vendría el jueves…

Llegó puntual, bajita, morena, pelo corto rizado, llegó suave como alguien asustado, con pisadas casi sin rozar el suelo. La abrase, le indiqué por donde, el grupo la estaba esperando, se hizo un silencio, todas la vieron, la saludaron haciéndola sentir cómoda.

Como de costumbre hablamos cosas sucedidas en la semana,
para integrarla al grupo.

Llegó su turno:
No miró a nadie, tenia la mirada en un punto desconocido..
como recordándolo todo..!

Dijo que venía del norte del país, había huido…
Tenía 2 meses de estar en la ciudad, sólo trajo a chispita (su perrita), su única compañía.

Había estado en un hotel por 4 semanas y ahora había rentado un departamento.
No tenía muebles, dormía en el suelo con chispita y buscaba trabajo.
Era inteligente, casi brillante, contadora muy eficaz.

Jueves:
Fue narrando lo que le pasó;.. paso a paso….

Tenía a su papá y a su mamá y varios hermanos.
Cuando tenía 8 años, acostumbraba su mamá decirle:
Tu papá, está enojado, sube a contentarlo….
La niña subía y el padre abusaba de ella….

Esta dinámica familiar sucedía con mucha frecuencia….(2 veces por semana)
Ella no sabía lo que ocurría…. pero sentía, que algo no estaba bien….
El padre, orgulloso, cuando llegaban sus amigos a la casa les decía presumiendo:
Ustedes tienen una esposa; yo tengo 2….
Una grande y una chiquita….
Los amigos reían y reían….
Solo la miraban y reían….

Jueves:
Cuando llegó la adolescencia, quiso escoger alguna profesión y fue muy difícil para ella convencer a sus padres.

Estudió la carrera de Contador, era muy buena estudiante.

En algunas ventas que hacía de algo fabricado por ella, ganaba un dinero que iba guardando para comprar un coche que le tenía ganas; claro el coche era usado, de un modelo muy atrasado, pero le gustaba ese coche para andar por el pueblo paseándose, era convertible.
Cuando pudo lo compró, era de un amigo que la quería y se lo dio muy barato.
Con su única amiga, muy querida, paseaban todos los días por el pueblo.

Jueves:
Cuando tenía 15 años quedó embarazada de su papá y ella le contó todo a su amiga y le dijo que no lo quería tener. Ella odiaba a su padre pues ya sabía lo que representaba para ella, que su padre cometiera esos actos y con la complicidad de la mamá.

Pensaron y pensaron como harían ese aborto, y por fin recurrieron a un señor que les dijo que él podía hacerlo. Pactaron un día y ese día llegó..!
Temprano fueron a ese lugar, el hombre le hizo beber algunas cosas y le dijo que esperarían. Al poco rato, empezaron los cólicos, las contracciones, el sangrado, la acostó y les dijo que al rato vendría.

Después de unas horas regresó, vio como estaba todo, la limpió, pero como no tenía fuerzas para caminar hasta su casa, pasó la noche en ese cuarto, y así pasaron 3 días y 2 noches.

Cuando tuvo fuerzas y ayudada por su amiga regresó con sus padres.
La mamá le preguntó que donde había estado y ella respondió que fue a sacarse una muela y que se había infectado y el doctor no la dejó regresar hasta que se quitara la infección. La madre era muy dura y no le preguntó más.

Jueves:
Al cabo de algunos meses se repuso y tuvo fuerzas, vendió su coche, se despidió de su amiga y con el dinero se vino al D.F., con chispita sin avisarle a nadie más
.

Alguien le dio mi teléfono, se comunicó conmigo y así la conocí.

Después de venir 4 meses al grupo consiguió un buen trabajo, compró sus muebles y emocionada nos contó que ya tenía todo lo necesario en su departamento, y lo que más la emocionaba era que compartía su cama con chispita.

Estuvo en el grupo 8 meses, me habló y se despidió de mí, pues por su trabajo le era imposible asistir los jueves a las sesiones.

Ya era otra, había recuperado su autoestima, se le veía reír, no quería acordarse del pasado, estaba feliz pues al fin había escapado de quienes le hicieron tanto daño.

Tenía lo que más quería..  Chispita..!
Sus padres nunca la buscaron.
El Grupo la sostuvo mientras ella se sentía frágil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *