CASO-Amiguita

Un día por la mañana me llamó,
me dijo que no la conocía pero que alguien le había dado mi número telefónico, me preguntó que si podía venir al grupo; le dije que si.

Jueves:
La recibí con un abrazo, era bonita, menudita, muy bien arreglada, con buena ropa y algunas alhajas. La presenté con el grupo y nos fue contando su vida:
Era hija única de madre soltera, su mamá se alcoholizaba desde que ella era pequeña, se prostituía y en esas circunstancias entraban y salían hombres en su casa; nunca fue atendida parentalmente. Nos contó que su mamá se fue a vivir a los Estados Unidos y que no la había vuelto a ver.

A los 16 años se casó con un hombre muy importante de la televisión, y la mamá de éste la adoptó como hija.
-(Ella nunca lloraba)-

Jueves:
A los cuantos meses de casada quedó embarazada y tuvo gemelos.
La mamá de su esposo la ayudaba con sus hijos, y un día muy agotador le dijo a su esposo que los gemelos estaban dormidos en su cuna y que ella se iba a recostar un rato y que la llamara si alguno de los niños se despertaba para comer.

Al día siguiente se despertó asustada, su esposo ya se había ido a trabajar y no la llamó en toda la noche, cuando fue a ver a sus bebés, uno había muerto.
No lo podía creer y lo cargaba para moverlo y resucitarlo pero el niño no respondió.
El esposo dijo que no habían llorado.

Jueves:
Así pasaron los meses, sumida en un letargo….
Aunque la mamá de su esposo la ayudaba, ella quiso ir con su madre a los Estados Unidos para recibir algún consuelo. Al llegar allá, se dio cuenta que su mamá seguía alcoholizándose y prostituyendo.
No era una vida fácil para estar con su mamá, y a los pocos meses se regresó a México.
Al cabo de un tiempo su suegra murió.
Su esposo trabajaba todo el tiempo, no tenía modo de hacer vida familiar.
Y así pasaron los años….

Jueves:
Su hijo creció con un comportamiento muy extraño y los médicos lo diagnosticaron como esquizofrénico. Ella y su hijo casi no tenían relación pues el hijo pasaba el día en su cuarto, con sus computadoras en pijama, con el pelo largo, muy largo y sólo le llevaban sus alimentos, ese era el único contacto que tenía con su hijo.

Un día como a las 5:00 a.m., tocaron con mucha insistencia y gran alboroto a la puerta de la casa. Al abrir su esposo la puerta, vio que eran unos judiciales que preguntaron si en la casa vivían (dieron sus nombres), ellos contestaron que sí. Preguntaron si vivía un muchacho llamado (dieron el nombre) y ellos contestaron que si, que era su hijo. Los judiciales les advirtieron que su hijo les había pagado para matarlos….

Jueves:
Pasaban los dias y ella al no contar con el apoyo de su esposo, dijo que se encontraba sola..  muy sola..!
No tenía amigas y no le era fácil entablar una conversación con alguien y menos hacerse de amigas, (por eso le llamábamos: amiguita).

Sola como estaba, un día decidió ir a un buen hotel, apartó un cuarto y en su bolsa llevaba una gran cantidad de pastillas y somníferos; bueno se tomó todas las pastillas y así se sumió en un sueño muy profundo, pensando que moriría en ese cuarto, pues no quería morir en su casa. Al cabo de 72 horas despertó y vio que no había muerto…

Jueves:
Regresó a su casa y vio que no les había hecho falta a nadie.
Para decirlo de otra forma, nadie había notado su ausencia.

Decidió divorciarse y su esposo lo aceptó, quedaron que él se iría de la casa y le mandaría el dinero necesario para su sustento. Desde entonces, ella se levantaba, se arreglaba muy bien y se iba todos los días a distintos lugares de  alta cocina para comer..

Sola, muy sola..!
Esta relación duró un año, nunca quiso atenderse médicamente.
La última vez que vino se despidió como siempre casi sin sentimientos y la vi alejarse con su soledad a cuestas…

El Grupo sirvió como válvula de escape para poder sacar su historia,
que para ella sola, era una carga muy pesada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *