Casos en famosos


— La depresión es una enfermedad silenciosa que varios famosos padecen —

Es la enfermedad mental que afecta a más personas en el mundo – 350 millones – y sin embargo muchas de ellas no reciben tratamiento. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 75% de las personas que sufren de depresión vive en los países en desarrollo, informa la BBC Mundo.

¿Qué es la depresión?
La depresión no son las fluctuaciones del estado de ánimo que todos podemos sentir en determinado momento.
La depresión genera un estado sostenido de tristeza o falta de esperanza que puede durar dos semanas o más e interfiere con la capacidad de funcionar en nuestra vida diaria.

-Hay que diferenciar la tristeza de la depresión-

-La tristeza es parte de la vida,
pero hay un nivel de tristeza que pasa a preocupaciones somáticas
o inhibición en el comportamiento psicosocial.
La depresión produce una desconcentración y desinterés por la vida,
trastornos de sueño, disminución de la libido-

Estos son los síntomas de las formas leves y moderadas de la depresión,
pero en sus formas más severas puede poner en riesgo la vida del que la sufre.

-En sus formas más profundas la enfermedad
va acompañada de otros síntomas y allí comienza a instalarse la idea
de que la vida no tiene sentido y que la muerte puede ser un alivio-

En los casos más graves la depresión puede llevar al suicidio:
un millón de personas se suicidan cada año en el mundo, según la OMS.

El suicidio del actor Robin Williams abre la polémica sobre la depresión en los famosos:
El 7 de noviembre de 2014 fue declarada oficialmente la muerte del actor como suicidio, a causa de -asfixia por ahorcamiento- esto tras haber obtenido los exámenes toxicológicos, los cuales mostraron la ausencia de alcohol o drogas ilícitas.

Angelina Jolie: sufrió de depresión en sus veintes, pero luego se recuperó. Sin embargo, la muerte de su madre en 2007 le generó una tristeza tan profunda que no podía levantarse de la cama. “Mi mamá se había muerto hacía poco y quería hacer algo para sacármela de la cabeza. Sentía que mi cabeza estaba yendo a un lugar muy oscuro y ya no me podía levantar de la cama a la mañana, asi que acepté el papel de la película Wanted para activar mi cuerpo y mente”, dijo en 2008.

El año pasado, la actriz Catherine Zeta Jones se internó en un hospital mental para tratar su bipolaridad, una enfermedad que se caracteriza por tener episodios de depresión e hipomanía. Zeta Jones dijo sobre su depresión:No es solo que yo me tiro para abajo, sino que tiro para abajo a todos los que me rodean. Es como una gran nube oscura”.

Owen Wilson: es conocido por su sonrisa contagiosa y sus papeles cómicos. Pero en 2007, los medios informaron que el actor había intentado suicidarse en su casa de California. Varios amigos del actor, que en ese entonces tenía 38 años, confesaron que Wilson no sólo era depresivo, sino que luchaba con los demonios de la adicción a las drogas desde hacía mucho tiempo.

Heath Ledger, el joven actor que encarnó al mejor Guasón de Batman, murió en enero de 2008 por una sobredosis de pastillas para la ansiedad y para el sueño. El New York Times afirmó que el actor sufría de insomnio, y luego de su muerte, la revista People informó que, según su círculo íntimo, el actor sufría de depresión desde el divorcio con la actriz Michelle Williams.

Luego de separarse de su primer marido, la bella Halle Berry, intentó suicidarse en su auto. “Estaba arriba de mi auto y ya no quería más nada, cuando tuve una visión y vi a mi mamá que me buscaba”, le dijo a la revista Parade en 2007. Con terapia, la actriz logró superar la depresión y aprendió a elegir parejas saludables. “A medida que te hacés grande, te das cuenta que tenés el derecho de ser feliz”.

fuente:
AhGuapas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *