98. Las auto-Profecías


Hay una mujer mayor que me preocupa,

ha perdido la fuerza de antaño y camina despacio..

marius-van-dokkum-die-

Ella es más vulnerable que yo, y es totalmente dependiente.

Me necesita para conservar la salud, para sus gastos diarios,
para tener un techo, y para poder vivir tranquila.

Pero para que yo pueda asegurarme de su felicidad,
es necesario que deje de robarle.

Así es, ¡ robarle.. !

Todos los días, sin darme cuenta,
despojo a esta mujer de las cosas más necesarias para su subsistencia,
y no hay ley que me lo impida.

Y no hace falta reprocharme que no la entiendo,
porque desde tiempo atrás lo veía venir…!

Así como deje mi vida en manos de
-otros-, no me di cuenta que solo debía dejar mi vida
en mis propias manos.

Las auto-Profecías sobre nuestro propio destino.!

—/—

Cada individuo es dos personas..
Yo-presente y Yo-futuro

La mujer madura a quien me refiero es
Yo-futuro, y existirá dentro de aproximadamente
(….00 días)
Su vida depende por completo de mis decisiones de hoy.!

Para la mayoría de la gente, el Yo-futuro es mucho menos importante que el Yo-presente; al final de cuentas, es siempre el Yo-presente el que toma las decisiones (el -jefe-), y sus necesidades y deseos siempre tienen preferencia sobre las necesidades y deseos del Yo-futuro.

Cuando llega el futuro parece que estamos soñando que no puede ser, que es una jugada de la vida, que es una pesadilla, y a quien los reproches.. a quien..!

Pero si todo estaba calculado desde la infancia,
lo supe, pero dejé pasar el tiempo y ahora los reproches, ahora.!

Una evidencia de nuestra tendencia a descuidar
al Yo-futuro, es la deuda con la vida.

Cuando adquirimos una deuda,
obtenemos una gratificación para el Yo-presente,
que será el Yo-futuro quien tendrá que pagar.

No nos sentimos responsables
por el viejito que llevamos dentro.!

Marius van Dokkum10Y así seria mas importante decir:
Hoy disfruto todas las cosas buenas que mi Yo-pasado se esforzó para darme: hizo ejercicio y comió sanamente, así que hoy me veo al espejo sin complejos, y tengo energía y salud para enfrentar el día.

Mi Yo-pasado no adquirió ninguna deuda, y hoy duermo tranquila.
Yo-pasado estudió duro, trabajó duro, ahorró duro,
para que hoy pueda tomarme el tiempo de escribirles esto,
y trabajar en lo que me gusta.
Yo-pasado buscó la relación satisfactoria,
con familia y amigos que hoy me da gratos momentos.

Yo-pasado ha sido buena conmigo, y yo seré buena con Yo-futuro. Hoy también me pondré a trabajar para contribuir al plan para el retiro, comeré saludable, haré ejercicio, y disfrutaré la vida, porque aprender a vivir bien es bueno para mi Yo-presente y para mi Yo-futuro.

Y creímos que todo estaba en manos de Dios..
pero no se las pusimos en sus manos, sino que las pusimos en otras manos, que parecían mas confiables..

Y por eso, luego los reproches.!
Que si yo hubiera sabido.. Que si no me dí cuenta..
Que si estaba todo bajo control..

9028.tifCuando le hago fraude a mi Yo-futuro, mi Yo-presente disfruta un momento la travesura, pero también sufre, tiene culpa, ansiedad, y se siente como una perdedora.

Al final, ninguno de los -Yos- sale ganando.

Recuerda que yo-futuro, está más cerca de lo que crees.
Yo futuro, está a la vuelta de la esquina y luego por eso vemos que:
-Las Auto-profecías- son algo que nosotros nos vamos construyendo casi sin darnos cuenta y que, también, sin notarlo, se nos convierte en una profecía sobre nuestro propio destino.

Aquí te doy un ejemplo, de cómo -uno crea su Auto-profecía-, y si es negativa, cómo poder convertirla en positiva.

Análisis:
Es posible que las personas vayan recogiendo ejemplos en su vida, que apoyen a su Yo-presente, convirtiéndolo en una auto-profecía que lo mas seguro es que se cumpla. Entonces en nuestro subconsciente ocurrirá algo lógico y a la vez extraño, nos diremos a nosotros mismos: 

Debido a que todas estas personas creen en todo esto,
Yo-presente, no tomaré ninguna acción que contradiga esas creencias, al fin y al cabo, todo el mundo las
forma de una manera u otra.

Es decir, creamos una auto-profecía
(negativa)

-En la raíz de cualquier auto-profecía están las creencias-

Las creencias son generalizaciones o enjuiciamientos, resumidos acerca del mundo o de uno mismo. Son como conclusiones a las que se ha llegado normalmente basado en experiencias pasadas, que utilizamos para formar nuestro entender acerca de cómo es el mundo, quiénes somos y qué podemos hacer.

Pero es importante recordar algo, acerca de que cada creencia está basada en perspectivas específicas y percepciones acerca de una situación, y no en lo que es posible o lo que también podría ser verdad.

Las auto-profecías, juegan un papel importante en todos los aspectos de nuestras vidas, en nuestra familia, en el mundo del deporte, en el trabajo, con los amigos, y pueden llegar a ser cruciales.

Cambiemos los términos y hagamos de esa auto-profecía negativa un plan de acción hacia el lado positivo:
Si quieres cambiar algo en 1, 2, 3 años, o poco más, empieza hoy a modificar esa auto-profecía negativa por otra positiva.

Si quieres tener éxito en algo, comienza a buscar por todas partes, cosas pequeñas, grandes y positivas que apoyen aquello que buscas y verás cómo crearás tu propia, Auto-Profecía Positiva.

Marius van Dokkum9De acuerdo con un estudio, medir el futuro en días, en lugar de hacerlo en años o meses, nos ayuda a sentirnos más conectados con nuestro Yo-futuro.

¿Tienes 25 años de edad..?……..tienes 21,900 días aprox.
¿Tienes 35 años………………………………..? 18,250 días aprox.
¿Tienes 45 años?…………………………………….. 14,600 días aprox.
¿Tienes 55 años?………………………………………….. 10,950 días aprox.

Toma amorosamente en tus manos tu Yo-Presente,
haz los cambios necesarios y
llegará amorosamente, tu Yo-Futuro..

El tiempo pasa rápido..!

Artista-Marius-van-Dokkum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *