74. El dinero es peligroso

Relato:

Tiempo atras y ante la falta de recursos económicos,
estando un día en casa hablé..

(En mi vida actual, me atormentaba un miedo irracional a la pérdida, y había detectado una gran inseguridad. Estaba bien situada, y sin embargo había algo de ansiedad, porque no soy de clase alta y me da miedo que, en cualquier momento, vengan y me lo quiten todo, o que yo lo pierda.)


Petición:

Dios.. le dije..

Querido Dios: Tu sabes lo asustadiza que soy, y para mí, el no tener dinero como un fondo de ahorro en el banco, me causa mucha inseguridad y ansiedad..

Que tal si Tu que lo puedes todo, me pudieras hacer el favor de darme
$ 5,000.000.00, – eso no es mucho para Ti -… no es que los quiera gastar inmediatamente, solo es para tenerlo en el banco para que yo pueda tener seguridad.

(…Recuerdo cuando era pequeña y entraron en la casa 2 hombres con sombrero y pistolas, venían a cobrar la hipoteca de la casa, y como mi papá estaba enfermo, no se habían pagado varias mensualidades. Asustadas como estábamos les dijimos que nuestro papá estaba enfermo, y que por eso no se habían cubierto los pagos.)

En fin, que nos dijeron que entonces tendrían que clausurar un cuarto, nos preguntaron cual cuarto utilizábamos menos, y les dijimos que el despacho de mi papá; cerraron la puerta y le pusieron 3 sellos grandes amarillos con la leyenda: -CLAUSURADO-

Voltearon a verme y me dijo
uno de ellos abriéndose la chamarra para que
viera la pistola:

-SI CORTAN ESTE SELLO Y ABREN
LA PUERTA, YA SABEN LO QUE LES PUEDE PASAR-

(Todo parecía un recuerdo del pasado,
pero en ese momento vinieron a mi esas imágenes) y..

Querido Dios.. por eso te quiero pedir ese favor.!
Pasaron algunos meses y nada.. parecía que Dios no me escuchaba..
Le volvía a insistir… por favor dame esos 5 millones, te prometo que no los gasto, solo los quiero para una emergencia.

Otro día le dije que estaba bien, que si le parecía exagerada la cantidad me diera solo $ 3,000,000.00, y con eso me conformaría y, -NADA- parecía que algo detenía a Dios para hacerme ese favor..

(Regateando y regateando como somos los humanos.. insistí, bueno le dije, dame un millón, y por fin — quedamos … jijiji — en que me diera solamente la cantidad de.. $ 250,000.00 en mi cuenta de banco).

Al ver que no se hacía realidad mi pedido, le pregunté por qué no me lo quería dar, y guardé silencio..!

En ese momento sentí una
presencia de mi lado derecho, se acercó y me dijo..

El Dinero es peligroso. !

Me quedé helada.. y pregunté en voz alta..
¿El dinero es peligroso.?

No sabía que hacer con esa respuesta, pues para mí el dinero sería como una salvación.. después ví claramente a lo que se refería.!

—/—

Una mañana, mientras meditaba, apareció
de repente en mi mente
un mensaje muy claro y bien definido..

«Amaos los unos a los otros con todo el corazón,
y no tengáis miedo, no os reprimáis.

Cuanto más deis,
más recibiréis a cambio..!

Anhelas la ilusión de seguridad,
en lugar de la seguridad de la sabiduría y del amor.

El dinero es algo neutro, ni bueno ni malo.
Lo importante es lo que
hacemos con él.. por eso es peligroso..!

Con dinero podemos comprar ropa
y comida para los pobres o podemos, decidir utilizarlo con
egoísmo y desperdiciar la oportunidad.

Podemos elegir,
y al final aprenderemos todas las lecciones..»


Reflexión:

El dinero y la seguridad,
no son lo mismo, la seguridad sólo puede
surgir del interior.

Es un rasgo espiritual, no terrenal.

El dinero es algo terrenal,
algo que no podremos llevarnos, cuando
nos marchemos.

Notaba tiempo atrás y con gran curiosidad observaba, que las personas con ciertos cargos públicos.. al poco tiempo de su mandato se descubría que malversaban el dinero del presupuesto que se les daba para hacer mejoras en el estado que iban a gobernar.. se llenaban de prepotencia y lo gastaban entre ellos, sus esposas, sus hijos y demás parientes..

Les pasa a los famosos del mundo del entretenimiento, de forma muy visible. Las drogas, el alcohol y con el tiempo las sobredosis, no son más que los síntomas de lo que ya ha sucedido; que no pueden manejar la situación, parece como que los poseían las riquezas, la fama y el éxito, ya no se conformaban con lo que tenían, pues siempre querían más..!

¿No es el éxito tener un montón de dinero..?
¿No es esta, la presunción común.?

El éxito, puede estar
acompañado del hacer mucho dinero o no.

Para quienes tienen éxito,
en realidad eso no importa mucho.

¿Alguna vez nos hemos
dado cuenta, de que estábamos completa y
totalmente satisfechos y contentos de nuestros éxitos,
y el dinero que hiciéramos fue
casi irrelevante?

Necesitamos el suficiente, como para pagar las facturas y proporcionarnos un nivel de vida razonable, pero no hay necesidad de hacer que una gran cantidad de dinero pueda darnos una felicidad, lo cual es en realidad, una compensación por la falta de éxito.

Si el hacer un montón de dinero, es lo que nos motiva, entonces no tenemos la clave del éxito.!

El dinero es de hecho, un sustituto de la satisfacción que las personas verdaderamente exitosas, extraen de cada trabajo u operación que les ha favorecido.

Muchos de mis mayores y más felices éxitos, en realidad no me trajeron ningún beneficio económico en absoluto.!

Cuando el éxito es algo
interior, no requiere nada -exterior-
Hacer mucho dinero es,
por su propia naturaleza -externo-

Sería, a lo sumo, para permitirse algunas comodidades y placeres extras de la vida, y tal vez la validación de la exactitud de las teorías financieras, sobre alguna cuestión determinada.

La satisfacción y la sensación de éxito, puede ser completa y total sin que nada en absoluto suceda -fuera-.

Esto es lo que quiero decir con
trascender el mundo, dejar de depender de los
efectos, y de ser víctima de lo
-externo-

La fastidiamos, cuando nuestra -excelencia-
comienza a manifestarse en respuesta al mundo, y dejamos
que esto se nos suba a la cabeza.

Lo que se pedía por la comodidad y el placer de nuestros clientes, ahora se vuelve indiferente. No dejamos que nos molesten porque nos sentimos importantes. 
Así se derrumban carreras maravillosas.

La garantía de éxito, es el saber interior, que fue consecuencia de tu conocimiento de alguna verdad intima de la naturaleza humana que no te pertenece a ti como individuo.

Esto te da la humildad que
necesitas para resistir las embestidas del éxito.

Es una verdadera prueba.!
Una de las mayores pruebas del mundo.!

No dejes que tu ego, explote aquello que fue la fuente de tu encanto. La gratitud es una de las mejores defensas.
Si has descubierto tu don y ahora lo estás exprimiendo, entonces agradécelo.

Se agradecido y trata de compartir el éxito con los demás
en lugar de mostrarlo con orgullo.

En el mundo de las personas súper exitosas, un coche caro no significa nada, ya que todos pueden permitirse un coche caro.

En el mundo de los que -podrían ser- personas de éxito, sin embargo, un coche caro es una necesidad. Es como si todavía se sintieran llamados a demostrar algo.

El verdadero éxito trae tal estado interior, que no necesitas demostrar nada a nadie. No has de impresionar a nadie. Si otros están impresionados, bueno.

Ciertamente los aplausos de la multitud son un placer legítimo y con frecuencia vigorizan.

En fin que hice una reflexión y vi que efectivamente:
El Dinero.. es peligroso.!



El Éxito está en Ti
Utiliza los Principios de Poder de un corazón centrado para
una abundancia y plenitud duraderas
 por:
David R Hawkins
Doctor en Medicina y Filosofía.

Y Nacho Torro.

Artista-Liese Chavez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *