46. La poda

(experiencia personal)

Todas las mañanas, al abrir la ventana de mi recamara lo veía,
estaba hermoso, cada día se ponía mas bonito.
– Albergaba a muchos nidos y sobre todo a los colibríes –

la poda-warren_Creció tanto que fue necesario podarlo,
y lo dejé en manos de mi esposo y olvidé el asunto, eso fue un sábado..

El árbol lo había plantado yo algunos años antes,
y al verlo crecer irradiaba en mi una gran felicidad, que
llenaba mis pulmones al respirar cada día que abría la ventana.

Llegó el lunes por la mañana y   ¡ oh sorpresa… !
ahí afuera solo estaban… ¡ 5 palos… !

Sentí como corrió por mi cuerpo una oleada de emociones desagradables:
Unas me hicieron enojar ( cómo era posible! )
Otras me hicieron llorar (mi árbol…)

Se llenó mi mente de pensamientos y emociones que crearon dentro de mi un gran conflicto, estaba furiosa, enojada, burlada (mi esposo sabe que me encantan los árboles), no comprendía como podía haber pasado tal cosa, lloré, pregunté porque, parecía que a mi me habían cortado algunas
partes de mi cuerpo, como si me hubieran mutilado.

¡¡ Cerré los ojos pues no quería ver aquello !!

Pasaron unos días y fui experimentando varias cosas, una de ellas me hizo hablar con el árbol, pedirle perdón, y cuando estaba haciendo eso,
pareciera como si el árbol me escuchara y me hizo reflexionar en …

La sabiduría de la naturaleza, es decir, si a los humanos nos quisieran hacer algo así, no estaríamos de acuerdo; no comprendía cosas tan extrañas como estas:

El árbol al ver el machete que lo cortó, no corrió..
no gritó.., no se ofendió.., no suplicó..,
no lloró… y no se defendió…!

Como todo un árbol impregnado de sabiduría, dejó que todo pasara.
Pues la sabiduría; la verdadera Sabiduría, sabe..!
Cosa que el ser humano no..!

Me dijo que yo tenía una Sabiduría como él, pero yo no la sabía usar, pues los humanos, estamos llenos de miedo y ante esta u otra situación, preguntaríamos, cuestionaríamos, nos defenderíamos, suplicaríamos, etc..!  Me calmó y me dijo que su sabiduría le iría diciendo lo que todo árbol sabe..

Retoñaría..
volvería a dar hojas, volvería a crecer más,
y dar su sombra y cobijo para los nidos de los colibríes.

Jacek YerkaMe quedé como atontada ante tanta sabiduría, y vi claramente
« la Sabiduría en todo »
Mi corazón entró en una paz y esperanza.

Esto parece de locos, pero lo contaba a cuanta
gente encontraba, quería transmitir aquélla experiencia, y aceptar
lo que antes era desconocido para mí,
aceptar otra realidad que no acabamos de comprender.

Y si no comprendemos casi nada,
lo más prudente es aceptar y confiar en la solución
que pueda ofrecernos:
– la vida,  la vid..! –
Si, la vida.. y ese misterio que es la vida,
nos puede hacer temerosos de la vida, y defendernos..

-Yo soy la vid, vosotros los sarmientos, quien esté unido a mi,
yo estaré con él y dará fruto..
¿se acuerdan.. ?      
– – –

Sólo el que está integrado interiormente
y se sabe relacionado con los demás, es capaz de obrar
de un modo armónico.
Y toda acción que brota de un ser humano
desintegrado tiende, por naturaleza, a desintegrar aún más
el mundo en el que se proyecta.

(J.M. Sánchez Rivera, -Manifiesto de la nueva humanidad-)

¡ El árbol fue cortado, podado y me decía que todo estaba bien !

Pasaron unos cuantos meses y de pronto..

¡ oh sorpresa.. unos retoños,
me maravillé aun más, hasta me reí… el árbol me estaba enseñando a mi, a mi,
que creía que yo era su dueña, pues yo lo había plantado y creía saber todo sobre árboles, jaja !
Jaja… se rió conmigo y me dijo,
¿Ya ves.. ya entendiste.. ya aprendiste..?
debes dejar que todo pase porque todo tiene que pasar,
y de una forma o de otra pasará, y todo estará bien..!
Y así es, cada año se podan
las plantas, y se vuelven a hacer nuevas..!

Y eso me hace recordar:
-La Thesuvá-, (
la palabra Teshuvá, en Hebreo quiere decir: Arrepentimiento. El uso de ésta palabra suele referirse al cambio que hace una persona respecto a sus pensamientos previos, pasando de una ideología errónea, a una nueva mentalidad acertada y renovada, y consiste en un proceso en el cual la persona judía identifica las áreas en las cuales se encuentra débil, examina sus actitudes y controla -poda- sus deseos e instintos que lo desvían del camino de Dios, retornando así a su creador y Dios, Elohim).

-Thesuvá es la palabra que usaba Jesús de Nazaret muy a menudo, en esa lengua que él hablaba elarameo, lengua que habla en imágenes-; es decir las palabras no se traducen literalmente, sino que cada palabra tiene un contenido en imágenes.

« Teshuvá » quiere decir:
Siéntate de nuevo, a reflexionar de nuevo,
a ver como te puedes hacer nuevo.!
– Un cambio de vida –
arraigado en una nueva forma de pensar.

Y para que se dé un cambio en la forma de pensar,
se necesita reflexionar de nuevo para hacerme nuevo..!

Reflexión:
El ser humano ha de saber elegir -crecer o podar-, lo que le conviene por encima de cualquier presión de conciencia. La vida en plenitud sólo es posible desde una conciencia que elige a pesar del riesgo de la equivocación y saber que se puede rectificar.

Sé que soy eterno, que nunca moriré, porque vengo de una eternidad y regresaré a ella; sin embargo, aquí mi futuro empezó al nacer, y mi libertad es la capacidad de pensar para elegir crecer o podar, y luego actuar.

Saber elegir, es tener conciencia del
resultado de la elección, de querer darse cuenta de lo que supone tomar una u otra decisión.

Y lo que cuenta para el hombre es la elección de su actitud;
y no es tan importante lo que elija,
como la -intención-

– Que el impulso de tus acciones
se base en la sinceridad de tus intenciones –

Vivir es aprender, es darse cuenta de lo que lleva vida o de lo que lleva muerte, es aprender a seleccionar lo que debe crecer, y podar lo que destruye; a mi o a mi entorno.

¿Que tengo que podar de mi,
para hacerme nuevo y poder dar fruto?
¿Cómo le hago para hacerme nuevo?

Si quiero vivir no tengo mas salida
que podar algunas cosas y retoñar para crecer,
y para crecer necesito saber crecer…!

Por lo que hago, por lo que pienso,
por lo que amo y creo, por todo lo que quiero ser,
yo elijo mi destino…

Elijo lo que me conviene,
necesito podar lo que no sirve a mi conciencia,
a mi persona a mi -yo-.

-Mi yo- es lo único que me acompaña siempre,
y yo soy el que vivirá para siempre y por eso, construiré
mi destino desde ahora.!


Artista- Jim Warren
Artista-Vladimir Kush
Artista-Jacek Yerka

14 pensamientos en “46. La poda

  1. Hola Gabriela, que gusto que te ayudó el escrito.
    Espero seguir enviando escritos que nos ayuden a reflexionar y a vivir una vida con mas conciencia.
    Te envío un cariñoso saludo,
    Paty…

  2. Hola me ayudo mucho este escrito d la poda gracias por que llego en un momento oportuno para tomar los cambios conforme a esta enseñanza

  3. Muy hermoso tema, abordado de manera por demás pertiente siempre didáctico, con un profundo mensaje.
    GRACIAS POR COMPARTRIR LECCIONES DE VIDA!
    CARO

  4. Hola Rous, me da mucho gusto conocerte.
    Si, hay momentos en donde nos sentimos tristes, no se cual sea tu motivo, pero
    siempre llega una ayuda en el momento que mas lo necesitamos.
    Si este escrito te ha hecho reflexionar, se ha cumplido el deseo de Dios para que encuentres el
    camino para solucionar lo que te ocasiona tu tristeza.
    Te mando un gran abrazo con cariño,
    Paty…

  5. Gracias querida Laura:
    Me da mucho gusto que los escritos te hagan reflexionar, de eso se trata.
    Te mando un caluroso saludo,
    Paty…

  6. Hola Paty: Simplemente me encantó, como lo relacionaste la poda del árbol y su resurgimiento y nuestra vida, el podar, cortar con cosas que no nos dejan madurar, crecer, se necesita de esa poda para renacer, definitivamente. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *