Famosos en depresión: Vincent Van Gogh


Son muchos los casos de personajes históricos que a pesar de padecer – – -depresión- fueron capaces de grandes logros

Tanto es así que el griego Aristóteles estaba convencido
de que la mayoría de personajes relevantes tenían este problema.
¿Por qué razón todos aquellos que han sido hombres excepcionales en lo que concierne
a la filosofía, la ciencia del Estado, la poesía o las artes son manifiestamente melancólicos?

Escribía el filósofo en su obra -Problema XXX-

Este hecho tiene una explicación científica.
Cuando alguien está deprimido tiende a encerrarse en sí mismo,
y sufre trastornos de sueño y apetito, asociados a esta enfermedad.
Cualquier mínima mejoría provoca que el individuo se comporte de forma exaltada, y también que se entusiasme por nuevos proyectos.

Posiblemente han sido muchos más los personajes
históricos afectados de los que se conocen.
El problema estriba en que prácticamente hasta hace unas décadas se conocía
bastante poco sobre este desorden, de forma que
muchos de ellos murieron sin saber aciencia cierta que lo sufrían.
Supone un excelente ejemplo de que se pueden realizar grandes obras
pese a sufrir de -depresión- el caso del pintor holandés Vincent Van Gogh,
que por esta causa fue ingresado en un hospital psiquiátrico.

Vincent Willem van Gogh

Pintó 900 cuadros (de ellos 27 autorretratos y 148 acuarelas) y 1.600 dibujos.
La figura central en su vida fue su hermano menor Theo,
quien continua y desinteresadamente le prestó apoyo financiero.

La gran amistad entre ellos está documentada en las numerosas
cartas que se intercambiaron desde agosto de 1872.

Para Theo fueron unas 650 de sus 800 cartas conservadas.
A pesar que desde muy joven tuvo inclinación hacia el dibujo,
su primer trabajo fue en una galeria de arte.

Más tarde se convirtió en pastor protestante y en 1879,
a la edad de 26 años, se marchó como misionero a una región minera de Bélgica,
donde comenzó a dibujar a la gente de la comunidad local.

En 1885 pintó su primera gran obra -Los comedores de patatas-, en ese momento su paleta se componía de tonos sombríos de tierra. La luz de colores vivos por la que es conocido surgió en obras posteriores, cuando se trasladó al sur de Francia consiguiendo su plenitud durante su estancia en Arlés en 1888.

La calidad de su obra sólo fue reconocida después de su muerte considerándose uno de los grandes maestros de la pintura. Tuvo una gran influencia en el arte del siglo XX, especialmente entre los expresionistas alemanes y los fauvistas como Derain, Vlaminck y Kees Van Dongen.

Sufrió frecuentes brotes de una -enfermedad mental-
(Depresión profunda) a lo largo de su vida.
Por desgracia
– El Loco del Pelo Rojo –
empeoró cada vez más,
hasta el punto de que se suicidó a los 37 años disparándose en el pecho.
– La tristeza durará para siempre –
fueron sus últimas palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *