Famosos en depresión: Abraham Lincoln

– La melancolía de Lincoln –

Cómo la depresión desafió a un presidente y
le impulsó hacia la grandeza

Abraham Lincoln


Así lo asegura Joshua Shek, autor del libro

-La melancolía de Lincoln-

Nació el 12 de febrero de 1809 en una granja situada a 5,2 kilómetros de la ciudad de Hodgenville, en el actual condado de LaRue del Estado de Kentuky. La familia Lincoln procedía de Inglaterra.

Abraham fue criado en el seno de una familia bautista, ya que tanto Tomás como Nancy Lincoln, sus padres, pertenecían a la Iglesia Bautista de Little Mount, situado cerca de Elizabethtown en el estado de Kentucky.

Abraham Lincoln era escéptico con respecto a las religiones. Creció en una familia altamente religiosa pero nunca se unió a ninguna iglesia. Era reservado acerca de sus creencias y de las creencias de los demás.

Tuvo una práctica exitosa como abogado en Illinois, tanto antes como después de su período en la Cámara de Representantes.

Lincoln tenía turbulentos cambios de humor que alternaban entre la grandiosidad y la depresión, que se moderaron enormemente después de su matrimonio con Mary Todd Lincoln en 1842.

De esta unión nacieron cuatro hijos, todos varones. Uno de ellos murió siendo niño, antes de que su padre llegara a la Casa Blanca. Otro hijo también murió muy joven siendo su padre presidente. Y el más pequeño murió seis años después de la muerte de Abraham.

El hijo mayor Robert Todd Lincoln vivió hasta llegar a adulto y tuvo descendencia.

Su estado anímico no le impidió convertirse en una emblemática figura de la Guerra de Secesión.

Ahora su efigie aparece en los billetes de 5 dólares.

Por lo visto, la depresión que sufría fue un factor determinante de su éxito.

Según el texto, el mandatario estaba destinado a llevar una pesada carga, pero ese -don- propiciaba la intensidad y la sabiduría.

Al parecer, se convirtió en un melancólico en 1826, tras enamorarse de Ann Rutledge, joven rubia con ojos azules de New Salem que desgraciadamente murió de tifus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *