El mejor psiquiatra es uno mismo

Explíqueme Doctor..!

fb-marilart-di-marialaura-pedone-7Expresiones engañosas (I)   -El mejor psiquiatra es uno mismo-

Así dicen personas que sufren con la pretensión de
enfrentar su pesar, o sus allegados para estimularlas.

Sin embargo, es una de las expresiones más peligrosas que he escuchado,
pues su repercusión en la salud mental
del falso psiquiatra puede traer males mayores.

En primer lugar, revela niveles nada despreciables de autosuficiencia en quienes la pronuncian, pues ser psiquiatra significa haber logrado vencer, tras años de estudios universitarios, unos contenidos científicos que conforman el cuerpo de conocimientos de esa especialidad médica, además de un mínimo de aptitudes para lograrlo. No es posible asumir dicho papel sin una preparación previa.

Detrás de ella se esconde un real temor a los psiquiatras, a la psiquiatría y por añadidura a la enfermedad mental, un intento de evitar el contacto con este profesional ya que si -el mejor psiquiatra es uno mismo-, no hay necesidad alguna de ir a uno de verdad. Este miedo encubierto denota no estar en su sano juicio o una escasa cultura médica.

Pretende, además, minimizar la ayuda que estos profesionales pueden ofrecer en pro del restablecimiento de su salud. En mi opinión, usted no puede y no debe ser su psiquiatra aunque lo fuera, pues un psiquiatra no debe ni puede ser su propio terapeuta. Y digo más, no debe serlo ni siquiera de sus allegados, pues la proximidad afectiva distorsionaría sus decisiones.

Llama la atención que a nadie se le ocurre decir:
-el mejor cirujano es uno mismo-
-el mejor cardiólogo es uno mismo-
-el mejor neurólogo es uno mismo- etc.

No se trata de especialidades más respetadas que la psiquiatría ni de mayor complejidad, pero sí de un desconocimiento mayor de ella, considerada por muchos una especialidad para atender a los -locos-.

Por tanto, en la medida en que una persona posponga el momento de asistir al psiquiatra tendrá:
1.- Mayor tiempo de sufrimiento,
2.- Más tiempo de evolución de la enfermedad que lo aqueja,
3.- Mayor demora en la implantación de un tratamiento efectivo y
4.- puede llegar a convertirse en un padecimiento crónico por no tomar una medida oportuna.

El mejor psiquiatra no es usted.
Es aquel que usted elija y en el cual deposite su confianza.

 

Prof. Dr. Sergio Andrés Pérez Barrero
Artista-Marialaura Pedone