Tipos de familias que favorecen la depresión


-LA DEPRESIÓN- ES UN FENÓMENO
COMPLEJO, QUE NO ES ATRIBUIBLE A UNA SOLA CAUSA
.

Su origen se encuentra en
una serie de factores con más o menos causas.

Este escrito se va a centrar en la estructura familiar como catalizadora, para bien o para mal, del desarrollo psicológico del sujeto.

Se puede decir que hay tres tipos de familias que pueden
favorecer la aparición de la depresión:

# 1.- La familia perfeccionista.

Por desgracia, éste es uno de los tipos de
familias que se da con más frecuencia en la cultura occidental.

Narrativa:

… Antonio pertenece a una de estas familias perfeccionistas. Desde pequeño ha sido educado para ser el más estudioso, el más inteligente, el mejor deportista.

El mensaje que ha recibido con insistencia es éste:
-Debes ser perfecto para ser alguien en la vida-

En este ambiente familiar, no importa el individuo ni los medios que haya que emplear si se consigue ser el primero.

Antonio fue un niño modelo, un adolescente modelo y un adulto modelo. Parecía como -si nunca hubiera roto un plato-, decían sus compañeros.

Ahora, con treinta años y tras el abandono de su mujer, que le ha dejado por otro hombre, y la pérdida del trabajo, todo su andamiaje psicológico se ha venido abajo: -está sumido en una depresión-.

Estos tipos de estructuras familiares quieren modelar al -niño pluscuamperfecto-, en el que no tiene cabida ni el error, ni la deficiencia, ni las fallas. -La meta está tan alto que precisa de un sobreesfuerzo continuo para superarla-.

-Al no alcanzar esas expectativas tan inalcanzables, se produce la depresión. La falla, pues, no está en el individuo,
sino en las metas propuestas-

# 2.- La familia descalificadora.

-El -no sirves-, -no vales-, -tu primo saca mejores notas que tú-, etc. es el modo de estos tipos de familias-.

-Es otro camino para que se vayan generando posibles estructuras depresivas. La desvalorización y la descalificación forman como una segunda naturaleza en el niño-.

En definitiva, el niño siente que no merece ser amado, porque -no vale nada-, y por consiguiente, tampoco se siente apto para amar. Nadie puede dar lo que no tiene: si alguien no siente amor por sí mismo, tampoco puede dar amor a otra persona.

-Las heridas emocionales de la infancia acarrean sus secuelas-. Todo esto conlleva una distorsión de la vivencia de sí mismo y del mundo: -lo que le rodea no le calma su sed de felicidad y él mismo se siente inutil para abastecerse-. El mensaje que ha interiorizado es el siguiente: -Cuando mis padres me tratan así, es que no valgo para nada-.

La consecuencia de este tipo de convivencia puede ser doble: -Adultos inseguros y adultos con gran dificultad en sus relaciones interpersonales-.

El niño que no se ha sentido querido, valorado, apreciado, llega a la conclusión de no sirve para nada. Se siente desvalorizado. -Lo verbaliza en expresiones como-soy un inútil-, -todo lo hago mal- u otras similares.

Y la vivencia de la desvalorización va de la mano de otro gran sentimiento: -la culpa-. -Ambos sentimientos se autoalimentan en un círculo vicioso que desemboca en la depresión-.

# 3.- La familia violenta.

En los tipos de familias violentas, de forma paradójica, el vínculo se mantiene a través de la violencia psíquica o física. -Son familias que solamente saben discutir, insultarse, incluso llegar a las manos como forma de autoafirmación y dominio-.

Se instaura un clima de ataque y defensa, de manera que, cuando la agresividad no va hacia afuera, se dirige hacia dentro,
transformándose en depresión.

-En este sentido, la depresión es una autoagresión-

 

Artista-Camila do Rosário

Busque ayuda inmediatamente si:
Se siente abrumado.

Está pensando en hacerse daño o en dañar a otra persona.
Es incapaz de controlar su comportamiento.
Tiene otros síntomas muy angustiantes de trastorno
de estrés postraumático.

EN CASO NECESARIO:
Llame a su médico.
Llame al 911 para servicios de emergencia
 o vaya
a la sala de emergencias más cercana.

SAPTEL “Sistema Nacional de Apoyo, Consejo 
Psicológico
e Intervención en Crisis por Teléfono”

(Cruz Roja Mexicana– 24 Hrs.) sin costo
Tel.- 52-59-81-21   –
01-800-472-78-35
saptel@prodigy.net.mx

http://www.saptel.org.mx/