147. Ellas enmudecieron.

APRENDER A MENTIR O
APRENDER A CALLAR…Pero.. como y porqué?…?
Si… de pronto lo entendí?, ellas enmudecieron..
Ya no hay explicaciones, ni sugerencias, ni suplicas..

Eran tres, una de ellas mi hermana.
Ya no hay respuestas, algunas veces solo monosílabas..

otras veces perdidas en el infinito…

1.- «Una psicologa»
Que cuando hablaba me dijo, Paty cerré mi consultorio..

le contesté, bien ya conociste a muchas personas ahora te toca conocerte a ti… me miró y guardó silencio.

Quedó catatónica, sin hablar (muda), sin reír como antes, sin ilusiones,
sin seguir una vida que no le gustó.

Así lleva 20 años con cuidadoras de día y de noche.

Narración:
Se caso muy joven, tuvo 4 hijos seguiditos, aspiraba a una vida distinta y se inscribió en la UNAM, quería ser psicóloga, ya no atendía ni casa ni hijos, se iba temprano a la universidad, llegaba atareada con tareas, no sabía si los niños comían o dormían, no pudo ser mamá de tiempo completo.

No sabe que pasó con sus hijos y que tiene nietos.

—/—

2.- «La Otra»
Vecina mía de muchos años, venía al grupo, tenía unos ojos muy bonitos, siempre vivaz, venía como escapada de su casa, me percaté que su esposo la nulificaba cuando en reuniones ella quería opinar, él le decía, -En este caso tu no opines-, ahí comencé a darme cuenta lo que guardaba en su corazón y no lo decía.

Narración:
Vivió en esa casa desde que se fundó la colonia, tuvo 3 hijos, amorosa ama de casa, queriendo agradar siempre a su esposo e hijos, decía que venia a mi casa porque había un grupo de oración (sólo así justificaba poder venir), siempre atenta a lo que platicábamos y se iba contenta.

Ahora la sacan a caminar por la calle en su silla de ruedas y no reconoce a nadie, ni sabe que pasó con sus hijos ni que su esposo murió.

—/—

3.- «Mi hermana»
Lucho siempre trabajando intensamente toda su vida, con muchos problemas matrimoniales y carencias económicas, no fue feliz, un día se cayó del autobús y se pegó en la cabeza, de ahí vino su falta de equilibrio, se volvió niña, no nos reconocía, regresó a su infancia que creo su etapa mas feliz.

Narración:
Ella trató de ser feliz, tuvo 4 hijos, al principio ama de casa atendiendo su hogar, pero siempre carente económicamente, decidió tomar clases y salio a trabajar, no pudo con la carga, se deprimió, tuvo tratamientos y un día quedó en silla de ruedas sin poder hacer nada. A nuestras conversaciones contesta con monosílabas. Ahora cierra los ojos durante el día y dice que así descansa.

—/—

Reflexión:
Cuando te cansas de vivir ya no hay muchos caminos que recorrer, ni la familia ni los doctores ni la religión, cuando ya te cansaste de explicar lo que pasa por tu mente y tu corazón, cuando lo sugieres, lo pides, lo lloras y lo exiges y nadie te hace caso.. una opción es -APRENDER A MENTIR, O APRENDER A CALLAR- quedarte «MUDA», si ya sé que muchas personas no estarán de acuerdo, pero tengo la vivencia de esas 3 personas que decidieron enmudecer en vida.

(Ejem: En una comida de amigas de muchos años, Martha llegó con un corte de pelo nuevo, le dijimos que se veía muy bien y nos contó que al salir de su casa Jaime (su esposo) le dijo:

Martha porque te cortaste el pelo así..?

Ella le contestó, Jaime tenemos 42 años de casados, aunque te lo explique, no me lo vas a entender..)

Ya no hay explicaciones, ni consejos, ni ayudas, ni consuelos.
Haces de lado las voces y te encierras en ese mundo que no lleva a ninguna parte, porque no quieres ir a ninguna parte.

— Sólo te cansaste de vivir —

Es una renuncia propia, íntimamente ligada a tu ser, donde te quedas sentada mirando un punto fijo sin decir palabras, sin opinar (porque, para qué?), y todos siguen una carrera loca en sus vidas planeando lo que quieren lograr sin saber si lo podrán hacer.

Es difícil entender esto, pero pasa..
Que si Demencia Senil,
que si Depresión,
que si el Alzheimer,
que si la Pituitaria,
que si el Timo,
que si..

Lo que sucedió fue que la vida no resultó como querías a pesar de poner todo tu amor, tu tiempo, tu empeño, tus acciones, tus detalles, simplemente no resultó..

Como recobrar vitalidad antes de
«Enmudecer..?»

Deja ir a la gente que no está lista para amarte.
Esto es lo más difícil que tendrás que hacer en tu vida y también será lo más importante.

Deja de tener conversaciones difíciles con personas que no quieren cambiar. Deja de aparecer para las personas que no tienen interés en tu felicidad, eso roba tu tiempo, energía, salud mental y física.

Cuando empiezas a luchar por una vida con alegría, interés y compromiso, no todo el mundo estará listo para seguirte a ese lugar. Eso no significa que tengas que cambiar lo que eres, significa que debes dejar ir a las personas que no están listas para acompañarte.

Si eres excluido, olvidado o ignorado por las personas a las que les regalas tu tiempo, no te haces un favor al seguir ofreciéndoles tu energía y tu vida. La verdad es que no eres para todo el mundo, nadie puede quitarte el respeto que mereces y no todos son para ti.

Cuanto más tiempo pasas tratando de hacerte amar por alguien que no es capaz, más tiempo pierdes privándote de la posibilidad de ser feliz. Hay miles de millones de personas en este planeta que te valorarán y muchas de ellas se van a encontrar contigo, a tu nivel de interés y compromiso.

Lo más valioso que tienes en tu vida es tu tiempo y energía, ya que ambos son limitados y el amor que eres capaz de dar. A lo que le des tu tiempo y energía, definirá tu existencia.

Cuando te das cuenta de esto, empiezas a entender por qué estás tan ansioso cuando pasas tiempo con personas, en actividades, lugares o situaciones que no te convencen, esas personas no deben estar cerca de ti, te roban energía.

Empezarás a darte cuenta que lo más importante que puedes hacer por ti mismo y por todos los que te rodean es proteger tu energía más ferozmente que cualquier otra cosa. Haz de tu vida un refugio seguro, en el que solo se permiten personas “compatibles” contigo.

No eres responsable de salvar a nadie. No eres responsable de convencerles de mejorar. No es tu trabajo existir para la gente y darles tu vida! Porque si te sientes mal, si te sientes obligado, serás la raíz de todos tus problemas.

Es tu única obligación el darte cuenta que eres el amo de tu destino y aceptar el amor que crees merecer. Decide que te mereces una amistad real, un compromiso verdadero y un amor completo con personas saludables y prósperas.

Luego espera y mira lo mucho que empieza a cambiar todo y cambiará, eso es seguro con gente positiva y de buena energía, no pierdas el tiempo con gente que no vale la pena, el cambio te dará amor, estima, felicidad y protección que te mereces.

El amor no es abrazos, besos o sexo, eso no es más que deseo. El amor es contarle tu día a día, exponerle tus miedos, mostrarle lo frágil que puedes llegar a ser sin temor a que se burle o lo use en tu contra.

Y así llega la paz. Aceptando que estás donde debes estar. Estando presente. Y que lo importante no es lo que pasa, sino desde dónde vives y reaccionas ante lo que sucede.

Tú eres tu paz o tu infierno, decide, miedo o amor.

«Nunca confundas mi silencio con ignorancia,
mi calma con aceptación, o mi amabilidad con debilidad.

La compasión y la tolerancia
no son señales de debilidad, sino de fortaleza».

Dalai Lama—

Los labios de la Sabiduría, permanecen cerrados,
excepto para el oído capaz de comprender.

Artista-Carlos Sadness

 

 

4 pensamientos en “147. Ellas enmudecieron.

  1. Ánimo querida Isaura, no todo esta perdido, todavía te tienes a tí y tu vales mucho, eres la amada hija de Dios.
    -Enmudecer- no es lo mismo que -guardar silencio- para reflexionar, hoy en todo el mundo existe un vacío existencial.
    El encierro en esta pandemia y las malas noticias nos mantienen en un constante sobresalto y -sufrimos-.
    Si estas atendida por tu médico, sigue sus indicaciones, a veces es necesario medicarse para tener un mejor ánimo.
    Te sugiero que tengas un cuaderno con imagenes que puedas colorear, eso te ayudará en los momentos que te sientas desanimada.
    Te mando un beso y mi cariño.
    Paty…

  2. Hola Argelia, gracias por tu comentario.
    Me da mucha alegría que sirva esta reflexión para entender bien lo que a veces nos pasa.
    Lograr comprendernos y aceptar lo que ocurre nos sirve para valorarnos como seres humanos que sienten.
    Te mando un cariñoso saludo.
    Paty…

  3. Estoy triste alarmada.Estoy a punto de enmudecer como esta lectura que acabo de leer. Me estoy enfermando, estoy sobreviviendo simplemente. He perdido el interés en muchas cosas que antes tenían un significado. No sé qué hacer…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *