9. Y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad

Reflexión:
Durante varios años me di cuenta que en época de Navidad y Año Nuevo,
la gente te abraza y te da toda clase de deseos,
pero sin duda te dice:

Feliz Navidad y un año muy prospero, lleno de salud, que es lo principal, porque con salud.. ya lo tienes todo..!

Ya lo tienes …TODO….?

No…no me funcionaba…!

Había algo que no me parecía,
había algo que en mi interior me decía que
-eso no era verdad-, que no era suficiente…

Que no era lo principal-

Lo cierto es que al cuestionarme en mi interior me pregunté:
¿Que es lo principal..?,   me preguntaba una y otra vez:
Y en estas fechas de navidad recordando el nacimiento de Cristo.!

Recordemos..

¿Como saludaba Jesús a todas las personas que encontraba en su camino?
¿O cuando era invitado a alguna casa? ¿Cuál era su saludo?
y desde luego no decía:

Que tu vida sea llena de salud,
porque la salud es lo principal, y con salud
ya lo tienes todo..

No, su saludo era diferente, muy diferente y no es que la salud no sea importante, claro que es muy importante; pero, No es lo más importante..!

El saludaba así:
– La Paz sea con vosotros –
y ese era su deseo -siempre- para todos.

Y desde hace algunos años en esta época de Navidad y Año Nuevo, vengo haciendo esta corrección, ya no deseo la salud para todos, porque me he dado cuenta que hay algo más importante que la salud, y no es que quiera que todos estemos enfermos, no; simplemente hago esta aclaración:

Teniendo paz en tu corazón y en tu mente,
– sí lo tienes todo –

Y utilizando –el mundo del revés-:
1.- ¿Cuántas personas tienen tanta salud, que nunca voltean los ojos hacia Dios, y se olvidan que todo el poder que tienen lo han recibido desde arriba?

2.- Cuando una persona tiene paz en su corazón y en su mente, no se enferma; y si se enferma puede vivir la enfermedad y volver a la salud en paz. Incluso puede morir en paz.

3.- ¿Cuántas personas tienen salud pero no están en paz?

4.- ¿Cuántas veces necesitamos enfermarnos para valorar las cosas que tenemos?

Sólo cuando hay un accidente, una enfermedad grave o un peligro de muerte, viene un colapso en el tiempo, y aprendemos lo que nos tomaría aprender en toda una vida con salud.

Lo curioso de todo, es que el ser humano
busca la Paz desde la Guerra.

Va a la Guerra para conquistar la Paz..!

¿Porqué hemos creado tanta violencia?
¿Porqué se vive con tanto estrés?
¿Porqué cada día surgen una serie de enfermedades nuevas?
¿Porqué vivimos con tanto miedo?

Porque no hay paz, en las mentes
y en los corazones de los Seres humanos..!

Analicemos este video:
Asombroso discurso de un veterano de guerra,
que cuenta lo desgarrador que es vivir en guerra..!

https://youtu.be/HB7b_SgAkOE

Aprendamos que el mundo no es como lo vemos
sino como lo sentimos y lo proyectamos..!

Y hay algo muy importante.. no hemos considerado a:
La Paz como lo más importante en nuestras vidas..!
porque la paz no viene de fuera, de lo que acontece, de lo que surge a cada momento en nuestras vidas.

La paz se construye desde dentro,
desde la toma de conciencia, y es aquietando a la mente,
yendo a la raíz de nuestros más profundos sentimientos, desde lo que somos, desde donde venimos y hacia donde decidimos ir.

Y en esas fiestas de reflexión hemos oído,
sin tomar conciencia aquello que dice:

Hosanna en el cielo y Paz
en la tierra a los hombres de buena voluntad..!

No dejemos que cualquier cosa nos robe la paz, y que el primer propósito de este Nuevo Año sea, construir Paz a nuestro derredor porque..

Las guerras no se gestan en el campo de batalla,
sino en -la mente- de aquél que no tiene paz.

Y la paz es algo que se debe conquistar en un acto de la voluntad.
Tengamos una feliz Navidad..!


Pinturas: Richar MacNeil

2 pensamientos en “9. Y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *