¡Ring…
(Suena el teléfono)


«¿Bueno?»
(contesta el Dr.)


«Me siento muy mal,
¿puede recibirme?»

«Si.. ¿Le parece el lunes?»


(lunes, Dr.)
«Ahora que le pasó»



«LE CREI A MIS PENSAMIENTOS….»


No suelo referirme al pasado y  raras  veces  pienso en él; no obstante, me gustaría contaros brevemente cómo llegué a ser profesor espiritual y cómo este libro se hizo realidad.

Hasta los treinta años viví en un estado de ansiedad casi constante, salpicado ocasionalmente por períodos de depresión suicida.

Ahora tengo la sensación de estarme refiriendo a una vida anterior o a la vida de otra persona.

Una noche, poco después de cumplir veintinueve años, me desperté muy temprano con una sensación de pavor absoluto.


El silencio de la noche, los vagos contornos de los muebles en la habitación obscura, el ruido distante de un tren que pasaba.


Todo me parecía tan ajeno, tan hostil y tan totalmente carente de significado que suscitaba en mí un profundo rechazo del mundo.


Lo más aborrecible de todo, en cualquier caso, era mi propia existencia.


No puedo seguir viviendo conmigo…

Este era el pensamiento que se repetía en mi mente una y otra vez…

Entonces, de repente, me di cuenta de que era un pensamiento muy peculiar…….

¿Soy uno, o dos?.

Si no puedo vivir conmigo, debe haber dos yoes:

El Yo y el Conmigo, con el que el Yo ya no puedo vivir.

«Quizá, pensé.. Solo uno de los dos es real»


Esta curiosa reflexión me dejó tan perplejo que mi mente se paró.

Estaba plenamente conciente, pero no tenía más pensamientos.

Entonces me sentí absorbido por lo que parecía ser un vórtice de energía.
Era un movimiento lento que después se aceleró.
Me sentí atrapado por un intenso miedo y mi cuerpo empezó a temblar.

Escuche las palabras:
«No te resistas a nada»,  como si hubieran sido pronunciadas dentro de mi pecho.

Podía sentirme absorbido dentro de un vacío.
Daba la sensación de que el vacío estaba en mi interior más que fuera.
De repente dejé de sentir miedo y me dejé caer en aquel vacío… no recuerdo lo que ocurrió a continuación.

Fue varios años más tarde cuando comprendí que la intensa presión del sufrimiento de aquella noche debía de haber obligado a mi conciencia a retirarse de su:

“Identificación”  con mi Yo desgraciado y tremendamente temeroso que en último término:

Es una Ficción Mental: EL EGO


Lo que quedó era mi verdadera naturaleza

el Yo Soy siempre presente

Mi Espíritu.

Aprendí a entrar en ese reino interno en el que no existen el tiempo ni la muerte.

Viví estados sagrados de una dicha indescriptible.


A veces la gente se acercaba a mí y me decía:
Quiero lo que tú tienes.  ¿Puedes dármelo o enseñarme a conseguirlo?
Y yo les respondía:  Ya lo tienes…

Simplemente ahora no puedes sentirlo porque tu mente…

Hace demasiado ruido….

Eckhart Tolle
El Poder del Ahora

Si no podemos encontrar paz interior

¿Cómo podemos esperar crear un mundo pacifico y armonioso?, nuestra propia mente, llena de charla disonante y confusión es la fuente de nuestra inseguridad y nuestros miedos.

Aprendamos a distinguir cuando un pensamiento es falso o verdadero; porque va a crear sentimientos falsos o verdaderos y nuestras acciones se derivan de nuestros pensamientos y de nuestros sentimientos.


«Aprendamos a ser Observadores de nuestros pensamientos»

No te Identifiques con tus Pensamientos…..


Pensamiento Verdadero es:
Todo lo que se derive del amor, y viene del Espíritu.
Crea un sentimiento de:

Alegría, generosidad, perdón, pero sobre todo de Paz.


Pensamiento Falso es:

Todo lo que se derive del miedo, y viene del Ego.
Crea un sentimiento de:
Tristeza, culpa, enojo o arrogancia.


NO QUIERO VOLVER A HACER
LAS COSAS QUE ME HACEN DAÑO


Pintura: El arte de Iman Maleki
Pintura: JACEK_YERKA
Video: El Poder del ahora
Eckhart Tolle